Real Oviedo - Sporting | 400 agentes velarán por la seguridad del derbi asturiano este domingo

El autocar del Real Oviedo, a su llegada a El Molinón en la primera vuelta.
El autocar del Real Oviedo, a su llegada a El Molinón en la primera vuelta. / JOAQUÍN PAÑEDA

Los aledaños del Carlos Tartiere estarán blindados y los veinte autocares procedentes de Gijón serán escoltados

Iván Álvarez
IVÁN ÁLVAREZ

Un duelo de altura en el Carlos Tartiere acorazado de acuerdo a esa magnitud. Casi medio millar de agentes velarán por la seguridad en torno al choque entre el Real Oviedo y el Sporting este domingo. El derbi asturiano regresa a la capital del Principado más de catorce años después y contará con un amplio entramado para minimizar la posibilidad de que surjan incidentes y se desarrolle de forma cívica tanto en el interior del Carlos Tartiere como en sus aledaños.

La planificación incluye a 400 agentes, en torno a 250 pertenecientes a la Policía Nacional, según fuentes consultadas por este diario. Su firme propósito este domingo será el desarrollo según los cauces previstos de un duelo que ha sido calificado de «alto riesgo» por la Comisión Antiviolencia, al igual que el disputado en la primera vuelta del campeonato liguero el pasado 9 de septiembre.

En torno a una veintena de efectivos de la Policía Local estarán destinados principalmente al control del tráfico, dentro del engranaje de un dispositivo que será expuesto en profundidad mañana dentro de una reunión con el coordinador de seguridad ovetense. El jueves se unirá la parte sportinguista, que acudirá a la capital del Principado para perfilar los detalles en aras de no dejar ningún cabo suelto e incurrir en una descoordinación.

Desde la Aparo se ha hecho un llamamiento para respetar la llegada del autocar rojiblanco

Con una nutrida presencia de la Guardia Civil, una de las premisas es la gestión con mimo de cada detalle para que nadie enturbie la fiesta del fútbol asturiano y, al igual que el pasado mes de septiembre, se custodiará con especial atención a los aficionados visitantes antes, durante y después de que el balón eche a rodar. En ese sentido, los 1.200 seguidores sportinguistas serán custodiados por efectivos policiales en los veinte autocares dentro del desplazamiento organizado por el club gijonés para responder a las exigencias de Delegación de Gobierno.

La caravana sportinguista pondrá rumbo al Carlos Tartiere tras acceder a la ciudad por la zona de Olivares, siempre bajo la atenta mirada de efectivos policiales para reducir posibles altercados y evitar incidentes como los que hubo que lamentar en la primera vuelta cuando llegó a El Molinón el autocar oviedista. Desde la Asociación de Peñas del Real Oviedo (Aparo) se ha hecho un llamamiento para respetar la llegada de la expedición sportinguista y despejar la rampa de acceso al aparcamiento interior del Carlos Tartiere, dentro de una hoja de ruta que incluye una medida especial para apoyar al conjunto dirigido por Juan Antonio Anquela en el transcurso de su llegada al estadio.

En el municipal ovetense y sus aledaños estarán más de medio centenar de efectivos de la seguridad privada del club azul, con el propósito de salvaguardar la tranquilidad entre los aficionados de ambos conjuntos. Con ese blindaje y la programada demora a la hora de los seguidores visitantes a la hora de abandonar el estadio, se espera que impere la concordia y la única disputa sea la deportiva.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos