Duelo de colistas en el Hermanos Antuña

Josu Uribe da indicaciones durante un partido. /  A. FLÓREZ
Josu Uribe da indicaciones durante un partido. / A. FLÓREZ

El Caudal recibe a Osasuna Promesas con el objetivo y la necesidad de ganar para seguir creyendo en la permanecía

ÁLVARO FERNÁNDEZ MIERES.

El Caudal Deportivo afronta esta tarde frente al filial de Osasuna en el Hermanos Antuña (18.30 horas) la primera de las dieciséis 'finales' que tiene por delante para alcanzar el objetivo de la salvación. Los mierenses llegan muy tocados a la cita después de ver cómo el pasado fin de semana se le escapaban los puntos en el tiempo añadido del duelo regional disputado en Villaviciosa, donde comenzó ganando.

Una circunstancia que se ha repetido hasta en cuatro ocasiones en las últimas seis jornadas disputadas. Los caudalistas empezaron ganando al Vitoria en casa, e hicieron lo propio a domicilio ante el Barakaldo, el Leioa y el Lealtad. Sin embargo, en esos partidos solamente pudieron sumar un punto a su casillero.

El equipo dirigido por Josu Uribe ha mejorado en las últimas jornadas, aunque los resultados no están siendo los esperados. El tiempo apremia, pero el conjunto asturiano se resiste a bajar los brazos y quiere aferrarse a las matemáticas para seguir en la pelea. Buena parte de esas aspiraciones pasan por no dejar escapar más puntos de su feudo. Hacerse fuertes en casa, donde habrá en juego hasta el final de la temporada veinticuatro puntos.

De cara al partido de hoy, el técnico gijonés tendrá la baja de David Polaco, después de que la Federación Española haya desestimado el recurso presentado por el club para intentar dejar sin efecto la segunda amarilla que el lateral vio en el último partido. También está sancionado Adrián Llano y a esas bajas podría unirse Sergio Prendes, que arrastra unas molestias musculares.

La baja de Polaco deja huérfano el lateral izquierdo. Una demarcación que podría ser ocupada por Alberto González o por Niko, quien retrasaría su habitual posición en el terreno de juego.

Seger, en el banquillo

Con estos condicionantes, el preparador asturiano podría formar sobre el sintético del Hermanos Antuña con Óscar Santiago, bajo palos; con Cristian, Catú, Calahorro y Alberto, en línea defensiva; con Iker Alegre, Yosu Camporro, Borja Prieto y Niko, en el centro del campo; y con Borja Navarro y Javi Camochu, en la punta de ataque. Esperará su oportunidad desde el banquillo Álex Seger. Después de varias semanas a prueba, el centrocampista sueco ha convencido a Uribe para quedarse en el equipo hasta final de temporada.

Enfrente estará Osasuna Promesas, un equipo que cuenta solamente con un punto más que los de Mieres y que encadena ocho partidos consecutivos sin ganar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos