Escaso botín para el Caudal ante el Osasuna Promesas

Dos futbolistas del CAudal intentan tapar la salida de un centrocampista de Osasuna. / LUIS CARMONA
Dos futbolistas del CAudal intentan tapar la salida de un centrocampista de Osasuna. / LUIS CARMONA

El conjunto mierense tuvo oportunidades para llevarse los tres puntos del Tajonar pero careció de contundencia en los últimos metros

D. GÓMEZ PAMPLONA.

Osasuna y Caudal no pudieron pasar del empate sin goles ayer en Tajonar. El filial rojillo y el conjunto asturiano firmaron las tablas en un partido en el que cualquiera de los dos pudo llevarse más premio pero en el que resultado final puede considerarse como justo. Tras una primera parte lenta y sin ocasiones, la segunda mejoró en ritmo y llegadas pero las actuaciones de las defensas y los porteros dieron el empate final.

0 OSASUNA PROMESAS

0 CAUDAL

Osasuna Promesas:
Juan Pérez; Samuel Goñi, Luis Perea, Jose Albisu, Endika Irigoien; Dani Santafé (Imanol Arana, m.78), Adrián Aranguren (Jonathan González, m.72); Kike Barja, Javi Martínez, Julen Arellano (Jaime Dios, m.62); Barbero
Caudal:
Rabanillo; Cristian, Catu, Calahorro, Invernon; Alberto (Bonaque, m.72); Adrián Llano, Borja Prieto, Javi Sánchez; Iker Alegre, Camochu (Prendes, m.64 (Thaylor, m.88)
Árbitro:
González Esteban, asistido por López Buitrago y Gómez Pérez (Comité Vasco). Amonestó por Osasuna Promesas a Jose Albisu, Endika Irigoien y Barbero, y por el Caudal a Alberto, Iker Alegre y Calahorro.
Incidencias:
550 espectadores en las instalaciones de Tajonar

En una primera parte sin ocasiones, el Caudal llevó la voz cantante aunque no logró inquietar la portería de Juan Pérez con ocasiones claras. Tan solo dispuso de dos acercamientos con peligro real en el área rojilla. En el minuto 11, Iker Alegre recogió un mal despeje del meta local, pero su disparo lejano se marchó junto al palo, y en el 23 un peligroso centro de Invernón se envenenó cuando lo tocó Luis Perea, sin embargo Juan Pérez pudo sacarlo antes de convertirse en el 0-1.

Por su parte, Osasuna Promesas, bien plantado y serio en defensa, no conseguía el ritmo en el centro del campo para hacerse con la posesión ni la profundidad por bandas para llegar al área de Rabanillo. Pese a ello, Barbero logró batir al portero visitante pero el colegiado lo anuló por fuera de juego.

Comenzó la segunda parte con mayor ritmo y el filial rojillo avisó a los dos minutos. Tras una gran jugada colectiva, Endika Irigoien centró desde el perfil izquierdo y Javi Martínez, el rojillo que más lo intentó ayer, remató de cabeza en plancha pero el balón se estrelló en el larguero.

Cuando Osasuna parecía que se hacía con el juego, el Caudal despertó gracias a la entrada de Prendes en el campo. La presencia del delantero visitante reactivó el ataque del equipo asturiano y comenzó a llegar con peligro al área local. Errático en los últimos metros, no fue capaz de traducir en gol alguno de los acercamientos que tuvo.

El partido se igualó y Osasuna comenzó a crear ocasiones, especialmente con las llegadas por banda izquierda de Barja y Endika Irigoien. La más clara fue ya en la recta final del partido cuando el extremo recibió en la frontal un gran pase del lateral, pero en el mano a mano escorado el disparo se fue alto.

En los últimos instantes Osasuna tuvo acercamientos peligrosos y dos córners, pero al filial rojillo le faltó precisión para llevarse el partido. El Caudal tuvo también un acercamiento peligroso, pero el debutante Thaylor, que entró por el lesionado Prendes, no llegó a rematar un centro raso en boca de gol. Al final, reparto de puntos que deja satisfechos a dos equipos que están aún en fase de formación.

Fotos

Vídeos