España se gusta camino de Rusia

La selección aplasta a Costa Rica y confirma el buen momento que vive con Lopetegui, liderado por la magia de Silva, Iniesta e Isco

RODRIGO ERRASTI MÁLAGA.

España refrendó con una goleada ante Costa Rica el crecimiento que ha experimentado en la 'era Lopetegui'. En la anterior visita a Málaga la selección, que vivía el mejor momento de su historia, aniquiló a Venezuela meses antes de afrontar el reto de revalidar su corona europea, algo que certificó en Kiev ante Italia con la mejor demostración de fútbol que se recuerda en el continente. Desde aquel momento, en junio de 2012, comenzó el declive de un grupo irrepetible, que fracasó en Brasil y no supo reinventarse en Francia dos años después de entregar el reinado mundial.

Julen Lopetegui ha conseguido en apenas un año volver a ilusionar a la afición tras armar una bloque que rinde más como un club que como una selección, que no ha perdido en 15 encuentros y sólo se quedó sin vencer en Turín por un penalti postrero y dos amistosos en los que ni las lógicas probaturas descompusieron al equipo, que sacó orgullo para evitar las derrotas en los instantes finales ante Inglaterra y Colombia.

Lopetegui ha recuperado sensaciones olvidadas, la afición viaja al pasado con su mezcla entre veteranos y jóvenes a los que forjó anteriormente. Se ha convertido en el hombre que templa los ánimos, que sofoca los incendios y consigue tener a todos enchufados. Sus chicos convirtieron con su juego, a ratos de fantasía, a Costa Rica en un oponente menor. Y eso que la sorpresa de Brasil 2014 salió de inicio presionando arriba, pero su empuje fue gaseoso. Fue demasiado permisiva ante una España que tocó hasta disfrutar en el campo cual niños en el parque. Silva e Iniesta son dos genios que siguen vigentes, ahora sin pelo, pero con la misma magia en las botas. Ellos, mezclados con Thiago, Isco y la red de Busquets convierten a España en una selección temible. En una candidata real al título, aunque el técnico vasco opte por la prudencia.

Dueña del balón

Los primeros goles llegaron gracias a que sus laterales generaron superioridad. Desde las bandas vinieron los balones que terminaron en la red. La primera que centró Odriozola la remató fuera Alba con la derecha pero en la segunda aprovechó un pase de Silva, asistente como siempre, para fusilar con la buena. El catalán fue una de las apuestas del seleccionador cuando peor estaba en el Barcelona la pasada campaña. La otra fue Isco, convertido en habitual cuando hace un año penaba en el banquillo junto a Zidane. Su fe en el malagueño ha tenido recompensa: ha dado un paso adelante en su fútbol y ya empieza a ser más efectivo que efectista, aunque no ha abandonado esos detalles que provocan que los aficionados vuelvan a casa con dolor de manos. Vitolo parece haber perdido su puesto de inicio en detrimento del madridista, que dejó un caño espectacular y obligó a Carvajal a reaccionar en un golpe franco incluso mejor lanzado que el convertido ante Italia en el Bernabéu.

El portero del Albacete tuvo algunas intervenciones de mérito ante Morata, pero dejó errores en los tantos españoles. De uno de sus despejes llegó el gol del '9' del Chelsea, que completó sus clásicos desmarques y dejó acciones personales de mérito. En el 2-0 sólo tuvo que remachar a la red una triangulación soberbia entre Iniesta, Silva, Jordi Alba en la que el canario buscaba a Thiago pero el despeje del meta 'tico' habilitó el segundo. La selección se puso a tocar una pelota que llegar a sobar por encima del 70% del encuentro; a dar espectáculo aunque en ciertos instantes se cortaba la alegría por algunos silbiditos a Piqué, que rozó el gol en varios saques de esquina.

Por alto pero también con el pie. Fue el que más remató en la primera mitad. En cada córner se intuía el gol. Siempre que sucede esto, uno piensa que harían aquellos que acuden al estadio de turno dispuestos a pitarle. ¿Celebrarían el gol o le seguirían silbando? Por fortuna la modita absurda se está muriendo poco a poco...

Silva, asistente y goleador

Gamboa tuvo la opción de agitar el partido en un desajuste defensivo, pero golpeó mordido y Ureña no pudo mandar a la red con la cabeza la única vez que La Rosaleda sintió la presencia del rival. Y es que Kepa, tras un año siendo parte del grupo le llegó el turno de medir su valía, vivió un debut plácido con una sola parada en la prolongación. Apenas tuvo que demostrar sus enormes reflejos y sólo se complicó en una cesión de Nacho que casi se va hacia la red por estar demasiado incrustado en el área pequeña. Ramos y Piqué parecen no tener relevo, aunque España volvió a dejar la meta a cero.

Tras el descanso Lopetegui hizo cuatro modificaciones, que revelan varias de las ideas que tiene de cara al Mundial. Al igual que sucediera ante Albania en Alicante, repitió con Saúl de mediocentro por Busquets. El atlético es el comodín más multifuncional, ya que lo mismo juega de ancla, de interior, como llegador o incluso en defensa de central. Simeone le ha probado incluso como lateral zurdo improvisado. En Málaga demostró que tiene capacidad para asociarse, sacar ágil y con criterio la pelota e incluso pisó el área rival.

Conectó de modo soberbio con Silva, que confirmó tras los cambios su rol de líder. El canario del City, superviviente de la generación que logró la triple corona, demostró su compromiso y marcó dos goles por su capacidad para seguir metido en el partido. Hizo el tercero tras un rechace erróneo de los centrales de Costa Rica y después recuperó un balón ante Bryan Oviedo con un 'tackle' aprendido en la Premier para conseguir un doblete, con el que alcanza ya los 35 tantos con 'La Roja'. Sólo le superan Villa, Hierro y Torres.

Las conclusiones antes de viajar a Rusia, tanto a medirse con la anfitriona y sobre todo de cara al Mundial, son positivas. La única incógnita radica en saber si estos jugadores podrán presentarse el próximo verano en su mejor forma, ya que el seleccionador parece satisfecho con las soluciones que cuenta. Por último, un mensaje a los que tienen capacidad de decisión: compren los derechos del Mundial. España dará alegrías. Y buenas audiencias.

Más

Fotos

Vídeos