«Espero que se vea un gran espectáculo»

«Espero que se vea un gran espectáculo»

Julen Lopetegui asegura a EL COMERCIO que «es una gran satisfacción» que vuelva el derbi asturiano | «El Oviedo-Sporting siempre nos ha deparado grandes momentos», asegura el seleccionador nacional, que cataloga el partido de «clásico»

JAVIER BARRIO

El derbi asturiano, que se desempolva mañana con una eléctrica segunda entrega en el Carlos Tartiere, que amenaza con el invierno al que temen en el universo de George R. R. Martin, ha subido el volumen al máximo. Y el eco de su descarga de decibelios ya alcanza a todos los puntos de la geografía española, colándose entre las discusiones futbolísticas del día a día, haciéndose un hueco entre la tiranía del Barcelona, el achicamiento del Madrid de Zidane o los rescoldos, que arderán durante bastante tiempo, por la nueva herida abierta entre el Athletic y la Real Sociedad a cuenta del ruidoso 'traslado' del defensa Íñigo Martínez a Bilbao. Ha llegado incluso al líder futbolístico del país, ansioso por que se levante el telón. «Espero que se vea un gran espectáculo en Oviedo», asegura Julen Lopetegui en unas declaraciones concedidas a EL COMERCIO.

A cuarenta y ocho horas de uno de los mayores espectáculos del país, con un cosquilleo nervioso en el estómago del sportinguismo y oviedismo, el seleccionador nacional hace un paréntesis dentro de una jornada frenética en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. No estará mañana presente en el Carlos Tartiere, según confirman a este diario fuentes de la Federación durante la jornada, pero sí tiene previsto seguir el partido de alguna forma, agradecido por la resurrección que ha experimentado este clásico del fútbol español. «Es una gran satisfacción para todos los que queremos y disfrutamos con el fútbol tener la oportunidad de volver a vivir un clásico como el Oviedo-Sporting», prolonga el entrenador de 'La Roja', emparedado entre reuniones, en la cocina del próximo Mundial de Rusia.

Con permiso del tiempo, que tendrá la última palabra y dictará sentencia en muchos aspectos, Lopetegui se frota las manos deseando un buen espectáculo en Oviedo, refrescando para la ocasión de su recuerdo alguno de los explosivos episodios que se cortaron en ese gran vacío que se originó a partir de 2003, con los traumáticos descensos del equipo azul. «Este es un partido que siempre nos ha deparado grandes momentos», anticipa el seleccionador nacional, quien también lanza un guiño a la atmósfera que se vivirá en la grada del Tartiere. «Estoy seguro de que el ambiente entre las dos aficionados será buenísimo y espero que se vea un gran espectáculo», reitera.

Hay muchos ojos, no solo los del seleccionador, que estarán pendientes de lo que suceda en Oviedo a partir de las 18 horas. Desde Vitoria, también invernal, Abelardo anticipa «un partido precioso porque un derbi no se vive todos los días», observando el entrenador del Alavés, decisivo en el inicio del remonte de su nuevo equipo, que «el Oviedo está tercero y el Sporting, cinco puntos por debajo, pero le veo muy bien porque ha mejorado y se ha reforzado». Concreta su apreciación: «La llegada de Jony ha sido un soplo de aires fresco y creo que Nano (Mesa) le va a dar mucho».

Con estos ingredientes, picantes y agitadores, el entrenador gijonés considera que «será un partido muy especial». Nadie lo duda. Ni en el País Vasco, ni en España. Ni siguiera en Inglaterra, que también conectará con el Carlos Tartiere. «Espero que veamos un gran derbi, una gran fiesta del fútbol y que los aficionados disfruten de un gran partido», remacha Santi Cazorla, futbolista del Arsenal, de enhorabuena estos días después de que los 'Gunners' decidieran inscribirle en la lista de jugadores de la Liga Europa. Un aliciente enorme dentro de una semana excitante.

Interviene de nuevo el 'Pitu', que mañana tiene previsto desplazarse hasta Gijón para ver el derbi desde casa, por televisión, con una lectura que delata el claro sentimiento que ronda en su interior. «Una victoria del Sporting sería muy importante porque nos podría meter incluso en el 'play off' y supondría un estímulo moral mayúsculo. Será un partido igualado y espero que gane el Sporting, y que siga creciendo como está haciendo en estas últimas jornadas», sostiene con un punto de emoción.

Médico del Atlético

Continúa el flujo de los mensajes con un pelotazo largo. En el vestuario de Old Trafford, el legendario 'Teatro de Los Sueños', hay sangre azul. Aunque el mensaje de Juan Mata resuena prudente al principio, luego, como con el 'Pitu', coge carrerilla para dejar a un lado la diplomacia. «Ojalá sea un buen partido y que después solo se hable de fútbol y de lo que pasa dentro del campo y no fuera», asegura el futbolista 'red'. «Es un derbi que se lleva esperando muchos años y obviamente mi deseo es que los tres puntos se queden en el Carlos Tartiere y que eso permita al Oviedo seguir en los puestos altos de la clasificación. Pero, sobre todo, que se hable de fútbol, que es lo importante», subraya.

Contraataque del Sporting, iniciado por Óscar Celada, el jefe de los servicios médicos de la selección española y desde este verano, además, responsable de cuidar y tratar el físico de la aguerrida tropa del Atlético del 'Cholo' Simeone. «Será una fiesta del fútbol», anuncia de primeras, situando un gran 'pero' en su reflexión: «Me gustaría que este partido se produjera en Primera División, pero soy optimista y creo que volveremos a ver en breve el derbi donde se merece». Reconoce simpatía por el Oviedo y solicita un espectáculo «tranquilo y sin altercados». Y, un par de minutos más adelante, expresa sus sentimientos: «Espero que todo salga bien y se redondee con una victoria del Sporting. Siento los colores y soy sportinguista, aunque le desee lo mejor al Oviedo y que pueda pelear por el ascenso, pero que gane el Sporting».

En capilla está Javi Fuego, que este sábado confía en debutar con la camiseta del Villarreal en el Benito Villamarín, en un duelo volcánico. El poleso, protagonista de uno de los traslados más llamativos del ya extinto mercado invernal, recoge el guante de los anteriores antes de meterse en harina. «Espero que las dos aficiones disfruten de un día de fiesta y de celebración viendo a los dos equipos en el fútbol profesional. Espero que pronto se pueda ver este derbi en Primera», reitera en sintonía con el médico del Atlético. A renglón seguido expresa su petición, teñida de rojiblanco y estimulada por los últimos partidos de la cuadrilla de Baraja, que comienza a afinar su melodía: «Confío en la victoria del Sporting para que pueda engancharse de lleno en los puestos de arriba». La Liga se sube a la ola del derbi astur.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos