El filial defiende el liderato ante un incómodo visitante

Cayarga conduce el balón, presionado por Pablo. / AURELIO FLÓREZ
Cayarga conduce el balón, presionado por Pablo. / AURELIO FLÓREZ

El Sporting B recibe en Mareo al Leioa, un rival que ya sabe lo que es puntuar en campos como los del Mirandés, la Real Sociedad B y el Burgos

DANI BUSTO GIJÓN.

Si ya es difícil alcanzar el liderato, más todavía resulta mantenerse en él. Parece preparado el Sporting B para asumir este reto, aunque su primer rival es uno de esos huesos de la categoría capaces de meterle el agua en casa al que se despiste. El filial rojiblanco recibe esta tarde en Mareo al Leioa (campo 1 de Mareo, 16.15 horas), un equipo que ya sabe lo que es ganarle al Mirandés en Anduva (1-2) y de empatar en el feudo de otros equipos de la parte alta, como el Burgos (0-0, en El Plantío), la Real Sociedad B (0-0, en Zubieta) y la Unión Deportiva Logroñés (2-2, en Las Gaunas).

También es cierto que el Sporting B es el mejor local de toda la categoría, con nueve triunfos y un empate, por lo que el partido tiene muchos alicientes para el espectador.

Para este encuentro, el técnico del filial sportinguista, José Alberto, recupera efectivos. Son novedad en la convocatoria el guardameta Javi Benítez y los jugadores Cristian Salvador, Mateo y Pelayo. La única baja por lesión esta semana es la de Joel Sanabria, mientras que Nacho Méndez y Juan Rodríguez continúan en la dinámica del primer equipo y ayer viajaron a Lugo. A ellos se sumó esta jornada el lateral Adri Montoro, también a las órdenes del entrenador Rubén Baraja.

Con estas premisas, un posible once puede ser el formado por Dani Martín; Ramón, Víctor Ruiz, Carlos Cordero, Berto Espeso; Isma Cerro, Pedro, Cristian Salvador, Cayarga; Pablo Fernández y Claudio. Completan la citación, para posibles variaciones en el once, Javi Benítez, el juvenil Guillermo, Pelayo, Isma Aizpiri, Bertín, Mateo y Traver.

La semana de preparación para el Sporting B fue, una vez más, algo atípica, ya que José Alberto no pudo contar con todos sus jugadores en los entrenamientos. Fue habitual ver en los últimos días a varios de ellos ejercitarse con el primer equipo. Una muestra de que el objetivo formativo también se está cumpliendo, además de tener la permanencia ya garantizada. Sin embargo, esto tampoco es excusa para permitir una relajación. El filial tiene en sus botas la posibilidad de mejorar sus registros en la categoría cuando se cumplen veinte años desde que lideró su grupo en Segunda B una vez cruzado el ecuador de la competición. Esto sucedió en la campaña 1997-1998, cuando el filial ocupó el primer puesto en la jornada veinte, con 41 puntos.

Por su parte, el Leioa, entrenado por Igor Gordobil, llegará a Mareo con la baja de Magdaleno, sancionado. El conjunto vasco se encuentra en decimosegunda posición, con 28 puntos, y cumple su cuarta temporada en Segunda B, categoría en la que milita desde que ascendió por primera vez en 2014.

Aunque para defender el liderato el Sporting B depende de sí mismo, es inevitable recordar que mañana se enfrentarán el Mirandés y el Racing, segundo, con 43 puntos, y tercero, con 40, respectivamente. Por lo que el partido de esta tarde en Mareo se presenta para el filial como una oportunidad de dar un nuevo golpe encima de la mesa y sacar renta a sus perseguidores.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos