El Fuenlabrada amaga con la sorpresa en el Bernabeu

El Numancia, verdugo del Oviedo y el Sporting, resiste ante el Málaga y se cuela en octavos

J. A. G. GIJÓN.

El Real Madrid sufrió ayer más de lo esperado para dejar en la cuneta al Fuenlabra (2-2), un equipo de Segunda B que, pese a llegar al Bernabéu con el 0-2 del encuentro de ida peleó e ilusionó su hinchada con un gol en la primera parte de Milla que le permitió irse al descanso con ventaja. En la segunda mitad, el conjunto de Zidane impuso la lógica y dio la vuelta al marcador con dos tantos de Mayoral para tranquilidad de la grada. Portilla en el tramo final marcó el tanto del empate que, al fin y al cabo, se merecieron los discípulos de Antonio Calderón, superiores a todo un Real Madrid durante algunas fases del encuentro.

El partido de vuelta de la Copa del Rey deja, a pesar de la clasificación para octavos, algunas conclusiones negativas en las filas blancas ya que algunos de los suplentes de los que se espera un rendimiento muy alto no estuvieron a la altura. Futbolistas como Theo o Ceballos, que tenían la oportunidad de reivindicarse ante la falta de minutos, estuvieron lejos de su mejor versión y no impidieron que el Fuenlabrada estuviera cerca de la sorpresa. El conjunto visitante tuvo más y mejores oportunidades que el Real Madrid, algunas de las cuales desaprovechó el exrojiblanco Hugo Fraile, muy activo durante todo el partido.

El Numancia, por su parte, defendió el 2-1 de la ida ante el Málaga y y se ha plantado en octavos de final. El conjunto soriano, que ha perdido terreno en la Liga, sigue con su buena trayectoria en Copa, donde ha conseguido dejar en la cuneta a los dos equipos asturianos, el Oviedo y el Sporting. Lo intentó el Málaga que llegó incluso a ponerse por delante gracias a un tanto de Adrián. Sin embargo, el conjunto malacitano, en el que Jony jugó los noventa minutos, se vio sorprendido al comienzo de la segunda parte con un gol de Elguezabal. El Numancia resistió las embestidas locales hasta el final y consiguió pasar de ronda.

Otro equipo que hizo bueno el resultado de la ida fue el Leganés, que no tuvo problemas para contener a un voluntarioso Valladolid, que ya había perdido en Pucela.

Lo mismo ocurrió con el Celta, que ya había dado un paso de gigante en el primer encuentro cuando consiguió ganar en Ipurúa al Eibar (1-2). Ayer, bastó a los vigueses un tanto de penalti de Iago Aspar para finiquitar la eliminatoria que permitirá a los armeros centrarse en la competición doméstica. El último encuentro de la jornada de martes enfrentó al Levante y el Girona. El cuadro de Pablo Machín se adelantó con un tanto de Mojica en la primera parte, lo que alimentaba la esperanza de remontar el duelo de la ida. Sin embargo, Morales, a quince minutos para el final del partido igualó la contienda y frenó cualquier atisbo de sorpresa.

En los partidos de hoy destacan los duelos del Athletic-Formentera y el Atlético-Elche, tras los empates en los partidos de ida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos