El Huesca ve amenazada la primera plaza

Papunashvili se dispone a marcar el primer gol del partido ante la presencia de Dorronsoro. /  J. M. MARCO
Papunashvili se dispone a marcar el primer gol del partido ante la presencia de Dorronsoro. / J. M. MARCO

El equipo de Rubi salva un punto en Reus, el Zaragoza cotiza al alza y Osasuna cede un empate en Albacete

EFE MADRID.

El Huesca encadenó un nuevo tropiezo tras ser incapaz de pasar ayer del empate (0-0) en el campo del Reus y ve amenazada, por el Rayo, su primera plaza, en una jornada en la que el Zaragoza confirmó su línea ascendente, al igual que el Sporting, que se aupa hasta la cuarta plaza de la clasificación, a tan sólo cinco puntos de los puestos de ascenso directo.

Pero si los números confirman al conjunto de Rubén Baraja como uno de los equipos más en forma de la categoría, no menos imponentes son las cifras del Zaragoza, que ayer encadenó su quinta victoria consecutiva al imponerse por 3-1 al Lorca.

Cinco triunfos seguidos que han llevado a los de Natxo González a pasar en apenas mes y medio de mirar con desasosiego a la zona baja de la tabla a meterse de lleno en la lucha por los puestos de promoción, de los que sólo le separa un punto. Una racha inexplicable sin el acierto del delantero Borja Iglesias, que sumó ante los murcianos su decimotercera diana del curso.

El atacante blanquillo, que anotó su cuarto gol en las últimas cinco jornadas ligueras, volvió a ser clave en el triunfo del Zaragoza al propiciar el primer tanto local, obra del georgiano Giorgi Papunashvili, que aprovechó un rechace del meta Dorronsoro a remate de Iglesias, y anotar el 2-0, que dejó encarrilado el triunfo local a los 21 minutos.

Esta racha zaragocista contrasta con la del Huesca, que encadenó su cuarta jornada consecutiva sin vencer -dos derrotas y dos empates- al igualar (0-0) en su visita al campo del Reus. El conjunto oscense no pudo sobreponerse a las importantes bajas, entre ellas la de sus dos máximos goleadores Gonzalo Melero, ausente por sanción, y el colombiano Juan Camilo 'Cucho' Hernández, lesionado, con las que afrontó el duelo.

Una falta de mordiente ofensiva que condenó a un nuevo tropiezo al Huesca, que no sólo ve ya amenazada su primera plaza, tras reducirse a tres puntos su ventaja con el Rayo Vallecano, sino el ascenso directo, tras recortarse su diferencia con el Cádiz, tercer clasificado, a seis unidades.

Tampoco pudo ganar Osasuna, que fue incapaz de pasar del empate sin goles en su visita al campo del Albacete en un encuentro en el que los navarros jugaron durante casi cincuenta minutos con un hombre más, tras la expulsión en el tramo final de la primera mitad de Esteban Saveljich.

El empate no impide, sin embargo, a Osasuna seguir cerrando los puestos de promoción, por los que también pugna el Numancia, que rescató un empate (2-2) en su visita al campo del Barcelona B con un gol del senegalés Pape Diamanka en el tiempo de prolongación.

Por su parte, el Córdoba se aferró a sus opciones de salvación, tras encadenar ayer su tercera victoria consecutiva al imponerse por 1-0 al Lugo, gracias a un gol del delantero Sergi Guardiola a falta de once minutos para la conclusión. Un tanto que sirvió para prolongar el 'efecto Sandoval', ya que, desde la llegada del preparador madrileño al banquillo del conjunto andaluz, el Córdoba tan sólo ha encajado una derrota en los últimos cuatro encuentros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos