El Huesca refuerza su liderato con su triunfo en el feudo del Nástic

EFE TARRAGONA.

El Huesca sumó ayer tres puntos que le sitúan como líder en solitario de Segunda División tras vencer (1-2) al Nástic en Tarragona. Los goles de Chimy Ávila y Jair firmaron la derrota del cuadro catalán, maquillada con un tanto de Maikel Mesa en el tiempo añadido de la segunda mitad.

El conjunto local puso el juego en la primera mitad, mientras que fue el cuadro oscense el que sacó lo más importante, el gol. Los tarraconenses lo intentaron una y otra vez por la banda derecha con Jean Luc volviendo loco a Brezancic, pero las jugadas siempre acababan con disparos de Maikel Mesa sin peligro.

Por el Huesca, fue el colombiano Cucho Hernández quien llevaba el peso del juego. El equipo aragonés no se encontraba incómodo, ya que sabía que tendría alguna ocasión para marcar.

Necesitó acercarse una vez en 37 minutos para ponerse por delante el conjunto de Rubi, que anotó el 0-1 gracias a una diana de Chimy Ávila aprovechando la pasividad de Suzuki en una pelota suelta en el área pequeña tras un mal despeje de Dimitrievski. Tras el gol, el Nástic todavía se hundió un poco más a causa de la lesión sufrida por Uche. Juan Delgado le sustituyó.

Jair cumplió con la misión de sentenciar el duelo. En una jugada en la que hasta cinco futbolistas visitantes pudieron subir el segundo, el rebote cayó a pies del central, quien fusiló a un Dimitrievski que nada pudo hacer.

El macedonio, con tres paradas de mérito, no pudo evitar una derrota que deja muy tocados a los tarraconenses y que refuerza el liderato de un Huesca que recibió el gol del honor por parte de su rival en la penúltima acción del partido, con un remate de primeras de Maikel Mesa que solo sirvió para dar un minuto de esperanza a la afición local. El centrocampista canario, con un disparo desde el centro del área, anotó el único tanto del Nástic, pero no hubo tiempo para más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos