Inesperada derrota en Urritxe

Los jugadores del Amorebieta, a la izquierda, celebran uno de sus goles. /  OSKAR MATXIN
Los jugadores del Amorebieta, a la izquierda, celebran uno de sus goles. / OSKAR MATXIN

El Sporting B se desploma ante el Amorebieta, víctima de sus propios errores y la nula definición

FRANCISCO PRIETO LÓPEZ AMOREBIETA.

Candidez defensiva y nula definición. Así sufrió el Sporting B ante el Amorebieta la sexta derrota de la temporada, la primera, además, que no se produce por la mínima (3-0). El partido tuvo una primera mitad igualada, pero tras el paso por vestuarios el líder se desplomó al cometer sus propios errores y recibió un duro correctivo que le supone encadenar tres partidos consecutivos lejos de Mareo sin marcar. Por ahí viene uno de los problemas de un equipo algo atascado en estas últimas semanas.

3 AMOREBIETA

0 SPORTING B

Amorebieta:
Tena, Aguirrezabala, Morgado, Simic, Oier, Juaristi (Setti, m. 83), Mikel Álvaro (Arriaga, m. 88), Galarza, Jon Ander, Seguín y Mujika (Iturraspe, m. 67).
Sporting B:
Dani Martín, Montoro, Pelayo, Cordero, Berto Espeso; Christian Salvador, Isma Cerro (Bertín, m. 73), Pedro Díaz (Cayarga, m. 54), Claudio, Pablo Fernández (Sanabria, m. 74) y Traver.
Goles:
1-0: m. 23, Jon Ander. 2-0: m. 65, Jon Ander. 3-0: m. 77, Seguín, de penalti.
Árbitro:
Monter Solans (Comité Aragonés). Amonestó por los locales a Juaristi; y por los visitantes a Montoro.
Incidencias:
Urritxe. 700 espectadores.

El técnico sportinguista, José Alberto, presentó cuatro novedades en el once, incluidos los dos defensas Pelayo y Berto Espeso. Junto a ellos, Pedro Díaz y Pablo Fernández completaban el cuarteto de caras nuevas de un Sporting B también ambicioso en Urritxe. El Amorebieta le cedió el balón y parecía dispuesto a cerrar todos los huecos al filial rojiblanco, ayer totalmente de blanco. El encuentro discurría bajo el sol, con un ritmo demasiado pausado y sin ocasiones.

Todo despertó en el ecuador de la primera mitad con un disparo desde la frontal de Isma Cerro que se marchó por poco por encima del larguero. La respuesta vizcaína resultó inmediata y letal en su única ocasión del primer acto. Un buen centro del lateral derecho Agirrezabala encontró el remate de cabeza perfecto de Jon Ander en el segundo palo para inaugurar el marcador.

Este tanto espoleó a los visitantes, a los que solo su bisoñez en la definición les impidió al menos empatar con rapidez. Claudio perdonaba en una clara opción y minutos después Pablo Fernández, mano a mano ante Tena, se sacó un disparo que se encontró con la madera. Eran momentos de agobio para el conjunto local, que se sintió aliviado al ver como uno de los asistentes anulaba por fuera de juego un gol del propio Claudio. A partir de ahí, se mantuvo el dominio visitante, pero el marcador seguía sin moverse.

En el arranque del segundo periodo, a los asturianos les faltó paciencia y su fútbol directo carecía de resultado. El Amorebieta empezó a creer más en sí mismo y comenzó a atacar de forma peligrosa. En un saque de esquina, Pablo Fernández, casi sobre la línea, despejó el remate de Oier. Era el preludio, dos minutos después, del 2-0. En ese nuevo córner, Seguín se sacó un disparo para el lucimiento del meta Dani Martín, pero en el rechace Jon Ander, de cabeza, abrió brecha en el marcador.

Los sportinguistas se volcaron entonces al ataque, pero su candidez defensiva se demostró otra vez más con un inocente penalti de Cordero transformado por Seguín. A pesar de contar con buenas ocasiones en el tramo final -hasta tres relativamente claras-, el Sporting B siguió con el punto de mira desviado y ni si quiera metió el miedo en el cuerpo a un Amorebieta que encadenaba siete partidos sin ganar.

Los perseguidores del Sporting B, el Mirandés y el Racing, jugarán hoy contra el Burgos y el Barakaldo, respectivamente.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos