SEGUNDA DIVISIÓN B

José Alberto tendrá que encontrar relevo a una pieza clave de su zaga

Carlos Cordero. /  DANIEL MORA
Carlos Cordero. / DANIEL MORA

Ante el Tudelano, el técnico rojiblanco sufre las bajas por sanción de Cristian Salvador y Carlos Cordero, presente en todos los duelos ligueros

I. Á. GIJÓN.

Por enésima ocasión esta temporada, José Alberto López se verá obligado a reconstruir su retaguardia en el duelo de mañana contra el Tudelano en Mareo. El técnico rojiblanco pierde a Carlos Cordero, una pieza clave en su entramado defensivo a tenor de los minutos disputados esta temporada.

El zaguero extremeño vio su quinta cartulina amarilla de la temporada recién superada la media hora del choque del pasado domingo contra Osasuna B y por ello deberá cumplir una sanción que le hará ausentarse por primera vez este curso en un encuentro del Sporting B. Suplente en la jornada inaugural ante el Gernika, el pacense ha estado desde entonces en todas las alineaciones del filial rojiblanco. En el carril izquierdo de la línea defensiva y en su eje, ha acumulado 2.915 minutos.

Su ausencia abre la puerta a la titularidad de Pelayo o al retorno a su demarcación natural de Isma Aizpiri, que también podría ser empleado por José Alberto para tapar la baja de Cristian Salvador, sancionado mañana al igual que Carlos Cordero. El mediocentro vio en Tajonar su décima amonestación de la campaña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos