Copa Federación

El Langreo se corona desde los once metros

¡Los jugadores del Langreo celebran el título con su afición. / S. S. M.

El conjunto dirigido por Hernán Pérez derrotó al Marino en una tanda de penaltis en la que no erró ningún disparo

GUILLERMO B. POLA DE SIERO.

El Langreo consiguió su tercer título de Copa Federación tras imponerse en la tanda de penaltis al Marino de Luanco. La eficacia de los langreanos, que no fallaron ni un lanzamiento desde los once metros, fue clave para vencer a un Marino que marró un lanzamiento con un disparo al travesaño de Dani Pevida.

0 Marino

David Armengol; Borja Álvarez, Pantiga, Alberto Saavedra, Guaya; David González; Quero (Jorge Cayarga, m. 74), Luis Morán, Pablo Hernández (Riki, m. 57), Iván Fernández y Jairo Cárcaba (Pevida, m. 89).

0 Langreo

Javi Díaz; Pelayo Pedrayes (Riki, m. 46), Castiello, Álvaro Cuello, Andrés Cabranes; César Suárez; Damián (Cris Montes, m. 66), Héctor Nespral, Urtzi Urcelay, Omar Sampedro; Polo (Álvaro García m. 77).

Tanda de penaltis:
1-0, Luis Morán. 1-1, Omar Sampedro. 2-1, Riki. 2-2, Casti. 3-2, Pantiga. 3-3, Álvaro Cuello. 3-3, Dani Pevida al larguero. 3-4, Cris Montes. 4-4, Borja Álvarez. 4-5, Álvaro García.
Árbitro:
Cruzado Vicente (Oviedo). Amonestó por el Marino a Guaya, Alberto Saavedra, Pablo Hernández e Iván Fernández; y por el Langreo a Héctor Nespral.
Incidencias:
final de la Copa Federación disputada en El Bayu ante 1.900 espectadores.

Los dos entrenadores formaron prácticamente con su once de gala, aunque ambos tenían las bajas, por lesión, de dos de sus hombres con más calidad y experiencia: Óscar Pérez en el Marino y Nacho Calvillo en el Langreo.

El respeto y el miedo a cometer errores fue la tónica predominante de la final. Tras unos primeros minutos de tanteo, el Langreo fue haciéndose con el control territorial del partido y gozó de más posesión, pero con dificultad para generar juego ofensivo ante un Marino bien armado y que empezaba la presión prácticamente en campo propio. Los gozoniegos fiaban sus opciones de ataque a balones a la espalda de la defensa buscando a Jairo Cárcaba, que estuvo bien fijado por la vigilancia de los centrales langreanos.

De la primera mitad cabe destacar un remate de Omar Sampedro, en el minuto 13, que disparó con la zurda desde la frontal y obligó a David Armengol a realizar la mejor parada de la tarde, enviando el balón a córner tras una buena estirada. La única aproximación clara del Marino llegó en el minuto 21, con un derechazo de Borja Álvarez, desde la frontal, que salió rozando la cepa del poste derecho de la meta de Javi Díaz.

El Langreo intensificó su presión sobre el área de David Armengol y en el minuto 53 vio cómo le anulaban un gol a Urtzi Urcelay por fuera de juego, tras aprovechar un rechace de David Armengol a remate de Álvaro Cuello.

El Marino, que no inquietaba a Javi Díaz, se defendía con cierta solvencia y no concedió hasta el minuto 71, cuando Omar Sampedro se plantó mano a mano con su excompañero en el Marino y el Avilés David Armengol, que le adivinó las intenciones desbaratando su vaselina.

Más mordiente

La entrada de Cris Montes dio más mordiente al Langreo. El extremo canario tuvo una buena ocasión en el minuto 82, tras una buena combinación colectiva que terminó con un remate desviado.

El Marino pudo decidir la final en el minuto 87. La ocasión para conseguirlo llegó a través de un contragolpe encabezado por David González, el mejor de los luanquinos durante el duelo de ayer, que terminó chutando alto.

Esta ocasión dio un toque a los dos equipos, que parecieron conformarse con llegar a la tanda de penaltis, aunque el Langreo disfrutó de un córner en la última jugada, pero el remate tras el lanzamiento del saque de esquina no encontró portería.

En la tanda de penaltis marcaron Luis Morán, Riki, Pantiga y Borja Álvarez para el Marino. Omar Sampedro, Castiello, Álvaro Cuello, Cris Montes y Álvaro García hicieron lo propio para el Langreo. Dani Pevida, que había entrado en el último minuto y es uno de los especialistas del equipo, envió el balón al travesaño.

Álvaro García no falló a la hora de ejecutar su lanzamiento y disparó la celebración del Langreo, que sumó su tercer título de Copa Federación en su fase autonómica. Será el representante asturiano en la Fase Nacional y tomará el tesigo del Sporting B, al que eliminó esta temporada en semifinales. El Marino, que se tuvo que conformar con el subcampeonato, continúa siendo el 'Rey de Copas' con seis títulos regionales y uno nacional.

Más noticias

Fotos

Vídeos