El Langreo y el Marino equilibran fuerzas

El marinista David González presiona a Cris Montes. / J. M. PARDO
El marinista David González presiona a Cris Montes. / J. M. PARDO

El duelo de dos aspirantes al ascenso en Ganzábal se saldó con un empate sin goles que reflejó la alternancia en el dominio del juego

GUILLERMO MARTÍNEZ LANGREO.

El duelo entre aspirantes al ascenso y Ganzábal se saldó con tablas. El Langreo y el Marino empataron sin goles en un choque en el que se repartieron el dominio.

Comenzó accidentado el choque, ya que en el segundo minuto una dura entrada sobre Urtzi obligó a que fuese sustituido por Aimar. Tras el cambio, se inició una dinámica de toma y daca con dos equipos que buscaban el gol con una marcada actitud ofensiva y el balón más cerca de la portería marinista. A la salida de un saque de esquina, un fuerte disparo de Pantiga lo detuvo con seguridad Adrián Torre y tras los veinte minutos iniciales el conjunto dirigido por Oli. Liderados por Óscar Pérez en la medular, los gozoniegos llegaban con peligro al área local una y otra vez al área local.

Replicaron los langreanos cuando el cronómetro marcaba el minuto 40. Álvaro sorteó a dos adversarios desde el flanco izquierdo, pero su disparo, aunque con muchos apuros, lo detuvo Guillermo.

Nada más iniciarse la segunda parte, Cris Montes sacó desde el costado izquierdo un centro al área que Álvaro cabeceó al larguero. Dos minutos más tarde, el colegiado anuló un gol al Langreo por falta sobre el meta visitante. El conjunto dirigido por Hernán Pérez salió con una marcha más tras el descanso, pero su mejoría ofensiva no se tradujo en goles. El dominio local no derribó la resistencia de un Marino más conservador en el segundo acto, que se llevó un punto de Ganzábal en un duelo en el que ambos equipos alternaron la iniciativa en el juego ofensivo.

Fotos

Vídeos