Langreo y Oviedo B dan el nivel en Ganzábal

Javi Sánchez controla un balón ante el oviedista Gabri. /  J. M. PARDO
Javi Sánchez controla un balón ante el oviedista Gabri. / J. M. PARDO

Justifican su candidatura a la primera plaza en un partido en el que los locales neutralizaron tras el descanso la ventaja azul

GUILLERMO MARTÍNEZ LANGREO.

El Langreo y el Oviedo B empataron a un gol en un buen partido de ambos equipos que demostraron el porqué de estar en lo más alto de la clasificación. Un resultado que plasmó la igualdad entre ambos equipos, los primeros perseguidores del líder.

Al cuarto de hora de juego, un saque de esquina botado por Damián y rematado de cabeza por Nacho Calvillo lo detuvo Aitor Navarro. Con un árbitro muy permisivo con las faltas, el balón pasaba de área a área con facilidad en un toma y daca del que sacó provecho en el ecuador del primer período el filial oviedista.

Un disparo de Borja Sánchez desde la frontal no lo atrapó bien el meta Adrián Torre y el balón se coló en el fondo de la portería langreana. Le costó reaccionar al conjunto local, que en el minuto 38 buscó el empate por medio de Javi Sánchez, que libre de marca dentro del área conectó un tímido disparo que terminó en las manos de Aitor Navarro.

El conjunto dirigido por Javi Rozada aprovechó el contragolpe para hacer pasar por varios apuros a la defensa local. Los de Hernán Pérez no acertaban con el remate y de esa forma no encontraban el camino para revertir la desventaja en el marcador con la que llegaron al descanso.

La segunda parte comenzó con el Oviedo B como dueño del balón y en el 47 un balón centrado desde la izquierda de Borja Sánchez se paseó por la línea de gol para dar paso a un remate de Ernesto que despejó con muchos apuros Adrián Torre. Borja Sánchez rozó el doblete, pero su disparo dentro del área lo repelió la defensa local en el 62. Seis más tarde llegó la respuesta langreana. En un golpe franco ejecutado por Damián, el balón le llegó a Javi Sánchez, que con un certero cabezazo puso el 1-1. El gol espoleó a los locales, que volvieron a merodear con peligro el área oviedista en una jugada finalizada con un disparo de Aimar que se fue rozando el poste.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos