El Lealtad se complica la vida

El jugador del Lealtad Montero presiona a un rival durante el partido de ayer. /  OSKAR MATXIN
El jugador del Lealtad Montero presiona a un rival durante el partido de ayer. / OSKAR MATXIN

Los maliayos caen derrotados ante el Gernika a pesar de que merecieron mejor premio tras una buena segunda mitad

FRANCISCO PRIETO LÓPEZ GUERNICA.

El Lealtad regresó de vacío de su visita a Urbieta, feudo del Gernika (1-0), y ve como se alejan sus opciones de permanencia, después del triunfo del Vitoria en Estella. Un gol de Santamaría desde el punto de penalti castigó la mala primera mitad de los maliayos que, sin embargo, estuvieron cerca de sacar algo positivo tras la reanudación. El Lealtad tiene ahora el puesto de promoción por la permanencia a seis puntos, a falta de ocho jornadas, aunque la segunda mitad ofrecida por los de Roberto Aguirre puede ser un hilo de esperanza para próximas semanas.

En el primer saque de esquina del partido, Mauri agarró a Santamaría y cometió penalti, pero Abaroa, desde los once metros, envió el balón por encima del larguero.

El tanto local llegó tras el segundo penalti a favor del Gernika en un salto de Omar con un contrincante. El colegiado no lo dudó a pesar de las protestas asturianas y Santamaría ejecutó con acierto la pena máxima.

El Lealtad tardó en reaccionar, pero tuvo dos opciones para igualar la contienda en sendos saques de esquina. Tras la reanudación, apareció la lluvia y el buen fútbol por parte del conjunto visitante. Sin embargo, poco a poco se impuso el ritmo ordenado y el mayor físico de un Gernika que en los últimos minutos pudo ampliar la renta, pero un inspirado Tejero dejó una mínima derrota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos