El Lealtad se queda a medias

El jugador negrillo Mendi, a la izquierda, disputa el balón con un rival navarro. / AURELIO FLÓREZ
El jugador negrillo Mendi, a la izquierda, disputa el balón con un rival navarro. / AURELIO FLÓREZ

Los maliayos tenían controlado el partido en la primera parte con un 2-0, pero Osasuna B logró el empate en la segunda mitad

GUILLERMO B VILLAVICIOSA.

El Lealtad se quedó a medias ante Osasuna B en un partido que tenía controlado en la primera parte, con dos goles de ventaja, hasta que Carbonell fue expulsado con roja directa en el minuto 44. El filial rojillo despertó en la reanudación y empató el partido en una buena segunda mitad.

El técnico local, Roberto Aguirre, introdujo tres cambios en el once respecto al equipo que perdió ante el Leioa. Curiosamente los tres jugadores que fueron sustituidos al descanso, Borja Íñiguez, Fassani y Fran Simón. Keko, Agus Porto y Rodri fueron las novedades, con Nacho López como exterior derecho.

El partido comenzó igualado y los dos equipos denotaron la necesidad por sumar un triunfo para salir de la zona baja de la tabla. El encuentro estuvo animado en los primeros minutos, con llegadas a los dos áreas, aunque sin ocasiones claras. La primera la tuvo Rodri en el minuto 14, que recibió en el área un buen pase de Rodri, pero su remate a la media vuelta lo sacó a córner el defensa visitante Diego. La réplica rojilla llegó con un pase de Jordan para Barbero, que remató centrado a las manos de Porrón.

Un penalti desequilibró el marcador. Diego derribó a Robert en el lateral del área y el colegiado no dudó en señalar la pena máxima. Montero la transformó con un remate raso y a su izquierda, engañando a Juan. El Lealtad no se conformó con el 1-0 y amplió diferencias por mediación de Mendi, que recogió un rechace a la altura del punto de penalti para rematar el balón al fondo de la red.

El guión perfecto se desarrollaba en Les Caleyes hasta el minuto 44, cuando Barbero fue derribado por Carbonell en el arcén del área. El árbitro consideró que se trataba de una ocasión manifiesta de gol, al disponerse a encarar a Javi Porrón y expulsó al central maliayo. La falta la botó Endika a la barrera, Hualde recogió el rechace en la frontal y su remate lo desvió con apuros Javi Porrón. Barja empujó el balón al fondo de la red, pero el tanto no subió al marcador al estar en claro fuera de juego.

La expulsión condicionó el desarrollo del partido. Osasuna B dio un paso adelante y mejoró con la entrada de Jaime por Santafé. El filial presionó muy arriba y encerró a un Lealtad que retrasó la posición de Mendi y Rodri para recomponer el equipo tras la expulsión.

Javi Martínez recortó diferencias al aprovechar un balón suelto en la frontal, que transformó con un ajustado golpeo con el interior, al palo largo. El tanto dio alas a Osasuna B. Fue Barja quien empató el partido cabeceando un centro desde la derecha y anticipándose a su marca.

La última media hora estuvo muy igualada, aunque en la recta final el partido se pudo decantar para cualquiera de los dos equipos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos