El Lealtad sufre una tarde aciaga

Medori, del Lealtad, disputa el balón con un rival. /  MANU CECILIO
Medori, del Lealtad, disputa el balón con un rival. / MANU CECILIO

Álex Blanco falla un penalti en el minuto 89 y su equipo cae derrotado ante el Leioa a pesar de haber mostrado coraje

FRANCISCO PRIETO LÓPEZ LEJONA.

El Lealtad sufrió su octava derrota a domicilio en un encuentro en el que, para colmo de males, los hombres de Roberto Aguirre fallaron un penalti en los últimos minutos. El Leioa se quedó con los puntos (1-0) en un partido ciertamente equilibrado. Un solitario gol de Goti, al cuarto de hora, provocó que los maliayos fuesen siempre a contracorriente. A pesar de su coraje, el Lealtad se marchó de vacío, aunque dejó una notable imagen en el campo de Sarriena, y continúa en puestos de descenso.

Roberto Aguirre repitió el mismo once de la pasada semana en el triunfo en el derbi ante el Caudal. Los maliayos salieron bien posicionados y avisaron con dos intentos de Chema Montero, el segundo de ellos tuvo una buena respuesta del portero local Iturrioz.

Sin embargo, la primera llegada vizcaína resultó letal. Una buena jugada de Óscar García por la banda derecha acabó en los pies de Goti, quien, ante Javi Porrón y en un segundo intentó, inauguró el marcador de tiro cruzado y a media altura. A pesar del contratiempo, los asturianos no se vinieron abajo e intentaron triangular con criterio. Sobre todo con Jorge, muy activo en la derecha. En el ecuador de la primera mitad, un chut intencionado de Robert, desde la media luna, a punto estuvo de establecer el empate, pero una prodigiosa mano del meta local lo evitó.

A partir de entonces el Leoia supo tener más posesión del balón, aunque con escasa claridad en los últimos metros. Su iniciativa era estéril, pero con ella mantenía bajo control a un Lealtad más agazapado. Antes del descanso, un disparo de Óscar García propició una buena parada de Javi Porrón.

En el arranque del segundo acto, Jorge dispuso de dos ocasiones interesantes, pero continuaba la sequía maliaya de cara a puerta. Yurrebaso poco después, en una contra, se encontró con la madera en un encuentro que todavía estaba sin resolverse. Roberto Aguirre necesitaba más pólvora arriba y metió en el campo al 'Pichichi' Montero. Nico, con la testa, perdonaba la sentencia y casi a renglón seguido, Chema Moreno se durmió en exceso ante Iturrioz, algo que permitió que el central Córdoba le robase el balón cuando ya se disponía a resolver el mano a mano.

Los maliayos continuaban atacando con bastante corazón y en las postrimerías del encuentro se encontraron un penalti a su favor, tras un derribo de Alain cometido sobre Robert. Corría el minuto 89. Sin embargo, Álex Blanco envió fuera su lanzamiento desde los once metros para desesperación de un conjunto asturiano al que solo la derrota del Vitoria le permite seguir a solo tres puntos del puesto de promoción por la permanencia.

Fassani ficha por el Marino

Germán Fassani abandonó la disciplina maliaya para reforzar el ataque del Marino, colider del grupo asturiano de Tercera División.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos