El Lealtad tira de corazón

Mendi pugna por un balón. /  J. M. P.
Mendi pugna por un balón. / J. M. P.

Los maliayos ganan a un rival superior como el Logroñés que estrelló dos balones en la madera

GUILLERMO B. LEALTAD.

El Lealtad recuperó su identidad de equipo aguerrido ante un rival superior como la Unión Deportiva Logroñés, que llevó la iniciativa y dispuso de las mejores ocasiones, pero que sucumbió ante el esfuerzo y la eficacia de los maliayos, que se reencontraron con la victoria casi mes y medio después de la conseguida en el primer partido de Liga ante el Amorebieta (1-2).

2 LEALTAD

0 UD LOGROÑÉS

Lealtad:
David Tejero; Keko, Carbonell, Álex Blanco, Mauri; Nacho López, Agus Porto, Mendi, Robert (Fassani, m. 78); Rodri Martínez y Borja Íñiguez (Manu Medori, m. 64).
Unión Deportiva Logroñés:
Miguel; Santos (Muneta, m. 61), César Caneda, Ramiro, Paredes; César Remón; Rayco (Iván Aguilar, m. 78), Arnedo, Carles Salvador, Pablo Espina (Ñoño, m. 73); Marcos André.
Goles:
1-0: m. 37, Nacho López. 1-1: m. 59, Marcos André. 2-1: m. 80, Álex Blanco (p.).
Árbitro:
Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Amonestó al local Fassani y a los visitantes Ramiro y Paredes. Expulsó al visitante César Remón por doble amonestación (minuto 90).
Incidencias:
Les Caleyes. Terreno de juego en buen estado. Mañana nublada. 350 espectadores.

Las bajas volvieron a ser protagonistas en la alineación del Lealtad. Roberto Aguirre, que contó con dos jugadores del filial -David dos Santos y Cueto- entre los diecisiete convocados, introdujo dos cambios en el once titular, ambos por lesión. Montero, con una rotura en el bíceps femoral, y Omar Hernández, con molestias en la rodilla que le impidieron ejercitarse con normalidad esta semana, se cayeron del equipo inicial en detrimento de Carbonell, que volvía tras cumplir un partido de sanción, y Borja Íñiguez, que formó la dupla atacante con Rodri Martínez.

La Unión Deportiva Logroñés salió con la clara vocación de conseguir un gol tempranero. Y a punto estuvo de conseguirlo en el segundo minuto, tras un pase en profundidad de Pablo Espina que dejó sólo a Marcos André frente a David Tejero. Pero su remate, a la altura del punto de penalti, se marchó a las nubes.

Mientras, el Lealtad se mantenía replegado y defendiendo con orden y solidaridad la meta de David Tejero, que solamente tuvo que intervenir en el minuto veinte para blocar un cabezazo de Ramiro a la salida de un córner. Previamente, en el minuto 15, Pablo Espina se coló en el área y cruzó el balón ante el meta local, enviando el esférico al poste izquierdo de la portería de Tejero.

El Lealtad consiguió sacudirse del arreón del Logroñés y adelantó líneas para equilibrar el encuentro, alejando el balón de su área y comenzando a llegar al área riojana. Prácticamente en su única ocasión llegó el 1-0. Una jugada iniciada por Róbert en la derecha, que penetró por dentro dejando atrás a tres adversarios antes de abrir a la izquierda para la internada de Mauri, que centró al segundo palo, donde apareció Nacho López para, de volea, adelantar a los locales.

Los de Sergio Rodríguez intentaron empatar antes del descanso y tuvieron la más clara en el minuto 41, con un centro desde la derecha que golpeó la parte inferior del travesaño, botó sobre la línea de gol y terminó en saque de esquina, tras el apurado despeje de la zaga local.

El equipo riojano salió volcado en la reanudación y encerró por completo al Lealtad prácticamente en su área. Los riojanos encontraron premio a su insistencia en el 59, un minuto después de que Arnedo rematase al poste un centro de Rayco. El gol del empate llegó tras un centro de Carles Salvador, que cabeceó en el área pequeña Marcos André.

En el minuto 79 se produjo el penalti que dio origen al 1-2. Miguel salió al lateral del área a recoger un balón, aparentemente inocente, Fassani le adelantó por un costado y, cuando el meta se lanzó a blocar el esférico, derribó al delantero uruguayo. El árbitro no dudó y la pena máxima la transformó Álex Blanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos