El Comercio

Fútbol

Aranzábal renuncia y Tebas será el presidente de LaLiga

Javier Tebas.
Javier Tebas. / EFE
  • Si no ocurre ningún imprevisto, el martes 11 confirmará la renovación de su mandato

Álex Aranzábal, expresidente del Eibar, ha anunciado este martes que renuncia a presentar su candidatura a la presidencia de LaLiga porque, a su juicio, el modo en "el que se ha desarrollado el proceso electoral ha dificultado la existencia de otras alternativas". De esta forma, este miércoles se reunirá la Comisión Electoral y, dado que Javier Tebas será el único candidato, será proclamado presidente de forma provisional a expensas del periodo de presentación de recursos que se abrirá entre los días 6 y 10 de octubre. Si no ocurre ningún imprevisto, el martes 11 será proclamado presidente de forma definitiva.

Ha tomado esta decisión pese a que su proyecto "ha recibido el sentir y la voluntad de una parte importante de los clubes de fútbol de cambiar el modo de gestión".

El plazo para la presentación de candidaturas vence este martes y este miércoles está prevista una reunión de la Comisión Electoral para proclamar a los candidatos y proceder a una eventual proclamación provisional del presidente en caso de que sólo haya uno.

Javier Tebas, que ocupa el cargo desde abril de 2013, dimitió el 21 de septiembre para optar a la reelección.

En una nota de prensa, Aranzábal muestra su "rechazo al modo en el que se ha desarrollado" el proceso electoral, y agrega que "el adelanto de la convocatoria electoral sin una justificación, la reducción de los plazos que permiten los estatutos y la recepción de la petición de aval del candidato Javier Tebas por parte de los clubes en circunstancias que le hacían todavía único candidato, han dificultado la existencia de otras alternativas".

Aranzábal afirma además que su candidatura "ha recibido el sentir y la voluntad de una parte importante de los clubes de fútbol de cambiar el modo de gestión" de LaLiga, pero que cumple "el compromiso con ellos de no hacerlo público para evitar verse significados en contra del actual equipo de gobierno".

Sobre la impugnación presentada el viernes pasado, Aranzábal dice que "la decisión del Comité Electoral sobre la anulación de avales dobles se ha basado en un acuerdo de la Comisión Delegada de 2005 y consideramos que es una decisión adoptada por órganos que no tienen facultades para ello".

"Los Estatutos, que son la norma máxima reguladora, no hacen una mención a la prohibición de los dobles avales. Los Estatutos son únicamente explícitos con la obligación de cada candidato de presentar once avales", agrega.

"Teniendo en cuenta que el censo se limita a 42 votos de 41 clubes y que no existe prohibición expresa actual, consideramos que la decisión de anulación del doble aval es un dificultad para la existencia de candidaturas alternativas y una limitación a la mínima concurrencia democrática. Dicha prohibición debía haberse adoptado en Junta General por votación de la mayoría de los clubes y así debía ser recogida por los Estatutos de la LNFP", señala en su comunicado.

Al referirse a la situación del fútbol profesional español, Aranzábal cree que "es público y notorio que la inmensa mayoría de las aficiones de España se han pronunciado en contra de la gestión" de Javier Tebas. "La LFP no puede vivir de espaldas a las aficiones y consideramos que urge una reflexión profunda sobre la política de programación del calendario de partidos y horarios", añade.

Asimismo afirma que "el modelo que se está intentando implantar" en cuanto a la generación de ingresos en la LFP, conduce "a la falsa creencia de que estamos construyendo una Liga de éxito".

"La realidad del fútbol español es que no lidera ninguno de los rankings del fútbol europeo relacionados con la gestión del mismo y que está cada día más lejos de sus aficiones", explica.

"El fútbol español necesita ser gestionado mirando al futuro de un modo inclusivo, con real participación de los clubes, eliminando el estado de crispación creciente y la relación conflictiva con otras instituciones fundamentales del fútbol español, que dañan seriamente la imagen de nuestro fútbol", señala Aranzábal.

Sobre unas futuras elecciones, Aranzábal solicita "que se den las circunstancias para que sea posible la presentación de varias alternativas. Esto es, que se establezcan plazos suficientes, en igualdad de condiciones, permitiendo el doble aval y no convirtiéndolo en una limitación para los aspirantes y un compromiso para los clubes".

Para terminar Aranzábal agradece "a la afición su valentía. Por alzar su voz mostrando su descontento, por la creencia en que otro fútbol es posible".