El Comercio

jornada 8

Zidane: «No soy un mago, sólo creo en el compromiso y la seriedad de todos los jugadores»

vídeo

Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid. / EFE

  • «Nunca me he considerado un buen entrenador y tengo muchas ganas de aprender en este gran club, con sus complicaciones», afirmó el técnico del Real Madrid

Después de diez meses en el cargo, Zinedine Zidane sufre su peor momento al frente del Real Madrid, tras encadenar cuatro empates consecutivos, tres en Liga, ante Villarreal, Las Palmas y Eibar, y el de la Champions en Dortmund. Tras el parón liguero motivado por los partidos de selecciones, el técnico francés confía en que sus jugadores vuelvan a la senda del trabajo, la intensidad y los triunfos.

"La clave de un técnico es encontrar soluciones porque siempre puede haber momentos difíciles. Nunca me consideré un gran entrenador y nunca lo voy a pensar, aunque haya ganado la Champions. Sólo me centro en hacer mi trabajo lo mejor posible. Soy joven y tengo muchas ganas de aprender en este gran club, con sus complicaciones", explicó 'Zizou' sobre su estado actual al frente del equipo más exigido del planeta.

"En un campo difícil y ante un rival complicado como el Betis, este sábado tenemos una buena ocasión de demostrar que estamos bien. Hay que volver a hacer todo para ganar los partidos. Entrar fuerte y no dejar al rival la oportunidad de hacer su juego. No soy un mago, sólo creo en el trabajo, la seriedad y el compromiso de todos los jugadores. Les veo a todos muy metidos y para mí eso es suficiente", añadió Zidane durante su comparecencia de este viernes en Valdebebas.

Negó haber hablado con su compatriota, amigo y exdelantero Christian Dugarry acerca de que el problema del Real Madrid sea psicológico. "No hablé con él de eso, sólo de que no es un problema físico. Hay que dar siempre un nivel muy alto porque no hay rivales pequeños", zanjó Zidane.

El preparador marsellés se tomó a broma el pelotazo lanzado por Cristiano Ronaldo a la grada en la que se encontraban los periodistas durante el entrenamiento. "Me tengo que reír porque para mí eso es sólo una anécdota. Cristiano está muy bien, para nada enfadado".

Zidane se felicitó por la recuperación de Marcelo, "un jugador muy importante que puede dar mucho y al que hay que aprovechar frente al Betis", pero lamentó la dolencia de rodilla sufrida por Sergio Ramos con la selección española. "Estoy muy molesto con esta lesión porque es nuestro capitán, un jugador importante que siempre lo pone todo en el campo. Pero lo fundamental es que hará todo para volver cuanto antes. No me preocupa que se le critique porque a todos los grandes les ocurre. Cada uno puede opinar, pero para mí no son justas porque está a tope con nosotros".

Se refirió al colombiano James Rodríguez, quien se marchó lesionado a la concentración con Colombia y viajó miles de kilómetros para no jugar ni un minuto. "Él tenía la ilusión de poder mejorar y de jugar con su país. No estoy enfadado con él, lo bueno es que ha sido listo, ha visto que no podía y no ha jugado. Está mejor, pero aún trabajamos en su recuperación".

Confía en que Karim Benzema haya superado al fin sus "pequeñas molestias" para poder rendir a tope. "Lo veo bien y trabaja mucho. Espero que el sábado meta goles, que es lo que le pedimos a él y a todos los jugadores de arriba".

Por último, se refirió a la Cultural Leonesa, el rival que le correspondió al Real Madrid en suerte en dieciseisavos de final de la Copa del Rey. "Sé que juega en Segunda B y que marcha segundo en la clasificación. Para nosotros es un partido más y para ellos el encuentro de la temporada. Pero lo que me interesa es el choque del Betis", concluyó 'Zizou'.