El Comercio

fútbol | primera

Gabi: «De pequeño quería ser futbolista del Atlético»

Gabi controla el balón ante el Rostov.
Gabi controla el balón ante el Rostov. / EFE
  • El capitán rojiblanco, que debutó en el primer equipo hace ya 12 años, relató en un vídeo del club sus vivencias como canterano

El centrocampista del Atlético de Madrid Gabi Fernández, actual capitán del primer equipo rojiblanco, recordó en un vídeo del club sus vivencias de la cantera y aseguró que de pequeño no quería ser "futbolista", sino "futbolista del Atlético" que en su opinión es "algo distinto".

"Siempre me ha movido el mundo del balón, desde que era pequeño estaba atado a un balón, pero tenía una cosa clara, que es que no quería ser futbolista, sino futbolista del Atlético que es algo diferente", explicó el centrocampista rojiblanco en un vídeo publicado por el perfil en twitter de la Academia del Atlético.

El capitán de los rojiblancos, que debutó con el primer equipo en 2004, aseguró que "siempre" había soñado con tener el papel actual, como uno de los jugadores fundamentales del Atlético en los últimos años. "Siempre he soñado con lo que soy hoy. Llegar al primer equipo, hacerlo bien y ser importante. Estoy cumpliendo un sueño", explicó el mediocentro, que tuvo una cesión al Getafe en la temporada 2004-05 y se marchó al Zaragoza entre 2007 y 2011, cuando regresó al club madrileño.

Para Gabi, el Atlético tiene un "sentimiento" que se demuestra desde las categorías inferiores, donde se compagina "el trabajo diario con mirar al primer equipo. En esa academia se va a trabajando una serie de jugadores para que sean importantes en el primer equipo, y muchos de ellos lo son", apuntó el capitán de la actual plantilla rojiblanca, que tiene a seis canteranos: Gabi, Fernando Torres, Saúl Ñíguez, 'Koke' Resurrección, el francés Lucas Hernández y el ghanés Thomas Partey.

El capitán rojiblanco opinó que los valores de la cantera rojiblanca se basan en el "trabajo" y en la "lucha" por algo "importante", y que, se consiga o no, "intentarlo merece la pena".