El Comercio

Fútbol | Clásico

Joan Gaspart: «Veremos a final de temporada si este Real Madrid es tan bueno»

vídeo

Joan Gaspart. / Efe

  • "No opino sobre si Cristiano provoca al festejar los goles y recibe un trato diferente a Neymar"

  • "Vaticino que este clásico lo ganará el Barça porque lo necesita más, aunque en todo caso la Liga no se acaba el sábado"

  • "Admiro a Zidane porque fue un extraordinario futbolista, pero como entrenador del Real Madrid tengo que desearle lo peor"

No existe un dirigente histórico al que se le identifique más con el Barça y el exacerbado sentimiento culé que a Joan Gaspart, vicepresidente azulgrana durante 22 años, brazo derecho de José Luis Núñez y máximo dirigente del club entre julio de 2000 y febrero de 2003. Él fue quien acuñó el término "dream team" para referirse al Barça campeón de Johan Cruyff, él se bañó en el Támesis londinense cuando el holandés Ronald Koeman le dio al Barça su primera Copa de Europa en 1992 y él presidía el choque del Camp Nou del 21 de octubre de 2000, aquél en el que el portugués Luis Figo recibió todo tipo de improperios y hasta el lanzamiento de una cabeza de cochinillo. Entonces, Gaspart, optó abandonar el palco.

A sus 72 años, este barcelonés, "forofo culé y antimadridista", aún mantiene una intensa actividad, de lo más polifacética. Preside la Unió Esportiva Sant Andreu desde 2004 y es vicepresidente para Asuntos Internacionales e Institucionales de la Federación Española de Fútbol. Además, dirige el grupo hotelero HUSA, encabeza el consorcio de turismo de la Ciudad Condal y es cónsul honorario de las Islas Seychelles en España.

No coincidió con Ramón Calderón como presidentes, pero sí mantuvieron algunos piques sonados. "Me sabría mal que dimitiera como presidente del Madrid porque cuando más problemas tengan ellos, mejor le irá al Barça", dijo Gaspart cuando Calderón, en plena crisis por la supuesta manipulación de una asamblea de socios blancos, se debatía entre la renuncia o la convocatoria de elecciones.

Aunque insiste en que ya tiene una edad en la que no está para "shows" y evita aparecer en los palcos de los estadios españoles, a Gaspart se le nota nervioso en vísperas de un clásico que, a su juicio, "no decidirá la Liga aunque venza el Real Madrid". Como siempre, no sabe si podrá resistir el partido entero o tendrá que dejar de verlo en el descanso. "Admiro a la gente que no sufre en estos choques, pero yo ya tengo una edad y un día me da un patatús en un partido", bromea el exmandatario culé. Recientemente, salió a la palestra para reprochar airadamente a Javier Tebas, presidente de la Liga, por criticar la actitud de los jugadores de Luis Enrique en Mestalla. "Tebas parece que expresa odio al Barça. Si no pide disculpas, tiene que dejar el cargo. Es un ejecutivo que cobra, es un empleado y tiene que ser imparcial, sin insinuar que los jugadores hacen cuento. Aunque fuera verdad, que no lo creo, los tendría que proteger", espetó.

Atacarle al Barça es herirle a él, Y cada triunfo del Real Madrid le supone un disgusto. "La rivalidad es absoluta, como ha ocurrido siempre. He vivido todo tipo de clásicos y, con más o menos importancia para los títulos, no hay diferencias entre los de ahora y los de mi época", explica quien arremetió contra Florentino Pérez cuando no quiso que el Barça jugara finales de Copa del Rey en el Bernabéu. "No tiene narices para decir que no quiere al Barça campeón en el estadio del gran rival. Es un cero como presidente", espetó sobre el alto dirigente merengue.

¿Llega mejor el Real Madrid y es favorito? "No lo creo, ya se verá el sábado. La ventaja del Barça es que tiene más urgencia por ganar, recuperar la moral y acercarse al líder". Vaticina una "victoria del Barça" y, como toda la vida, dice que se conforma con el 1-0. "Primo los tres puntos y no hay que ser tan ambicioso", bromea.

Messi, el mejor sin discusión

De este Real Madrid sostiene que no le da miedo nada, ni nadie, "sólo que consiga la victoria". Alaba a la 'MSN' muy por encima de la 'BBC', afirma que "Messi es el mejor del mundo sin discusión", y prefiere no opinar, aunque se dice que quien calla otorga, sobre si Cristiano provoca más que Neymar en la celebración de los goles, pero recibe otro trato mediático.

Gaspart niega que Luis Enrique muestre una tensión creciente y tampoco atisba el fin del ciclo victorioso culé. Y lanza un desafiante "veremos lo que sucede al final de temporada" cuando se le cuestiona si le gusta cómo juega este Real Madrid que suma 32 partidos invicto.

Ya en la campaña pasada, antes de la victoria blanca por 1-2, se detuvo en la figura del técnico rival Zinedine Zidane. "Le admiré siempre como futbolista porque fue un jugador extraordinario y creo que una buena persona. Pero como entrenador tengo que desearle lo peor", argumentó.

Y se siente incómodo cuando se le pregunta sobre la politización del clásico desde sectores independentistas catalanes. "Creo en la libertad de expresión", zanja Gaspart, vinculado en su día a Alianza Popular y después al PP.