Fútbol

LaLiga

Jornada 12

El Athletic reacciona y salva un punto

Aritz Aduriz celebra el gol del empate ante el Villarreal. /El Correo
Aritz Aduriz celebra el gol del empate ante el Villarreal. / El Correo

Aduriz marcó el gol del empate ante un Villarreal al que también le supo a poco la igualada

EFE

El Athletic Club y el Villarreal firmaron un empate a un gol que no satisface las pretensiones de ninguno de los dos equipos, al bilbaíno porque no le permite abrir hueco sobre el descenso y acercarse a la mitad de tabla y al castellonense porque tampoco recorta distancia hacia los puesto de Liga de Campeones.

No obstante, la igualada que certificaron goles de Manu Trigueros, en la primera mitad, y Aritz Aduriz, en la segunda, no es mal premio para ninguna de la dos partes, la rojiblanca superior en entrega y espíritu, y la amarilla en control y ocasiones.

El Villarreal, que desperdició antes un claro penalti de Ander Iturraspe sobre Jaume Costa por parada de Kepa Arrizabalaga a lanzamiento del propio Trigueros, abrió el marcador en una acción que inició y acabó el centrocampista toledano. Fue un duro disparo desde el borde del área al que no llegó Kepa.

1 ATHLETIC

Kepa; Lekue, Unai Núñez, Laporte, Balenziaga; Williams, Iturraspe, San José (Mikel Rico, m.54), Córdoba (Susaeta, m.54)); Raúl García (Aketxe, m.71) y Aduriz.

1 VILLARREAL

Barbosa; Mario, Bonera, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Rodri, Trigueros, Soriano (Cheryshev, m.75), Fornals; Bakambu (Raba, m.85) y Bacca (Sansone, m.70).

GOLES:
0-1, m.28: Trigueros. 1-1, m.76: Aduriz.
ÁRBITRO:
Medié Jiménez (Catalán). Mostró tarjeta amarilla a los locales Iturraspe (m.18), y a los visitantes Bonera (m.5), Jaume Costa (m.34) y Víctor Ruiz (m.63).
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la 12ª jornada de Liga, disputado en San Mamés, ante 36.666 espectadores.

Aduriz logró su décimo gol de la temporada, el quinto en Liga, rematando de cabeza, a su estilo, un centro de Mikel Balenziaga desde la izquierda.

Con este resultado, el Athletic sigue decimoquinto, a cinco puntos de los puestos de descenso, y el Villarreal quinto, a tres de los de 'Champions League'.

El Athletic arrancó con ánimo de hacerse con el balón y dificultar las cosas en la salida de balón a un Villarreal que concedió varios córneres seguidos en los primeros minutos.

Un par de remates de Aduriz confirmaron esa dinámica más rojiblanca que amarilla con la que comenzó el choque. El primero, un cabezazo a centro de Balenziaga que le llegó demasiado alto y que no pudo dirigir bien; y el segundo, un disparo cruzado sin mucho ángulo a pase de Córdoba a la espalda de la defensa.

Pero el Villarreal hizo daño ya en su primera llegada. Una colada por la banda izquierda de Jaume Costa que frenó Iturraspe de una manera un tanto ingenua para ser ya dentro del área.

Costa pudo acabar tirándose, pero el penalti, con la bota del medio centro local tocando la rodilla del lateral izquierda visitante, no tuvo demasiada discusión.

La falta máxima la lanzó Trigueros y Kepa le respondió con una parada en dos tiempos que mantuvo la puerta de su equipo a cero.

El meta de Ondarroa, de máxima actualidad en las últimas semanas, fortaleció aún más su posición en las negociaciones para su renovación primero deteniendo el balón y después evitando sobre la línea que su rechace entrase entre los tres palos.

No acertó en la primera el conjunto de Calleja, pero si en la segunda. Una jugada que nació en los pies de Trigueros en la banda izquierda y que terminó el propio jugador talaverano con un disparo junto al palo desde la frontal tras pasar por Fornals y Mario, que fue quien centró.

Aún tuvo una tercera ocasión el Villarreal en una media chilena a la media vuelta de Bacca, que Kepa despejó en la escuadra, donde caía el balón llovido del remate.

Un centro bilbaíno en el que se apuró Barbosa sin ningún rival alrededor dio paso al descanso.

Salió de nuevo decidido el Athletic en la segunda mitad el Athletic, muy apoyado hoy por su público, que entiende la situación delicada por la que pasa.

En ese arreón local a vuelta de vestuarios, Raúl remató fuera un centro desde la izquierda de Balenziaga y Córdoba se encontró con la cruceta en un fuerte e intencionado disparo desde el borde del área.

El Villarreal también respondía y Rodri puso a prueba con a Kepa, que respondió en dos tiempos a su disparo lejano; y a Soriano se le fue por debajo de las piernas un centro desde la izquierda que debería haber empalado con facilidad en el punto de penalti.

Con el partido metido en cambios, el Villarreal enfriaba el juego con larga posesiones y el Athletic intentaba encontrar vida en la nada de su juego.

Pero insistieron los de Ziganda, que buscó el empate en dos acciones que no crearon mucho peligro de Raúl y Susaeta y en una tercera más incisiva de Unai Núñez, a saque de córner.

Pero insistió e insistió el Athletic, que incluso pidió un penalti por una mano que no pareció intencionada, y acabó encontrando el gol. Como no, de Aduriz, que se buscó el hueco entre Trigueros y Jaume Costa para conectar un espléndido cabezazo, a centro de Balenziaga, que no encontró respuesta en Barbosa.

Todavía buscó la victoria el conjunto vasco, con otros dos remates de Unai Núñez y Aduriz, este de chilena, a los que no llegaron en condiciones idóneas.

También el Villarreal buscó el 1-2, que tuvo una gran ocasión para hacerlo en una contra en el minuto 92 que Cheryshev remató fuera llegando solo al borde del área.

Y, cuando todo parecía acabado, al Athletic también se le fue la ocasión del 2-1 en un remte con la derecha del zurdo Aketxe desde la frontal que salió desviado, lamiendo el palo izquierdo de Barbosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos