Fútbol

LaLiga

Jornada 3

El Sevilla da un paso al frente

Capa y Nolito pelean por un balón. /Julio Muñoz (Efe)
Capa y Nolito pelean por un balón. / Julio Muñoz (Efe)

Nolito se estrenó como goleador hispalense en la contundente victoria ante el Eibar

EFE

El Sevilla, que en sus dos comparecencias oficiales de este curso en el Sánchez Pizjuán no había pasado del empate, ante el Espanyol y el Basaksehir turco, logró la primera victoria como local, pero con un juego a ráfagas que le valió para golear (3-0) a un Eibar sin muchos recursos ofensivos.

Tras el parón liguero por los compromisos de las selecciones nacionales, el Sevilla y el Eibar retomaron el torneo doméstico con bajas significativas en ambos, como la de Pedro León por lesión en el vasco o la del argentino Éver Banega por sanción en el andaluz.

En el caso sevillista, el argentino Eduardo Berizzo también dio descanso a sus compatriotas Nico Pareja y Guido Pizarro o al colombiano Luis Muriel, al haber estado estos días con sus selecciones y al tener también en cuenta que el próximo miércoles juegan en Anfield ante el Liverpool la primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Fue el equipo que entrena José Luis Mendilíbar, que ya había mostrado sus recursos como visitante en la primera jornada con la victoria en Málaga (0-1), el que se situó mejor sobre el terreno e incomodó mucho que el rival fuera el que llevara el peso.

Al Sevilla le costó en el arranque pasar al campo del Eibar y enlazar con los atacantes, aunque cuando lo consiguió por primera vez creó peligro con un remate a los catorce minutos del francés Wissam Ben Yedder que acabó con el balón repelido por un poste.

Esa jugada pareció recomponer los ánimos locales, quienes empezaron ver conexiones por los extremos con Jesús Navas y Manuel Agudo 'Nolito' y también con el batallador Ben Yedder.

Ante ello, el conjunto guipuzcoano no se descompuso, intentó siempre la presión adelantada con el trabajo de Sergi Enrich y Kike García y mantener también el orden defensivo, lo que evitó la continuidad en el juego de los adversarios, aunque Ben Yedder tuvo otra clara poco antes de que un rival, Iván Alejo, tuviera que abandonar el campo en camilla lesionado en la rodilla izquierda.

Nolito tuvo otra muy clara antes del descanso pero no estuvo preciso en su toque de balón, con lo que se volvió a evidenciar que a la formación hispalense le falta en estos inicio de campaña lo fundamental, concretar cuando le llegan las oportunidades.

Sí llegó la efectividad en el primer minuto de la segunda parte, cuando el brasileño Paulo Herique Ganso acertó a batir al meta serbio Marko Dmitrovic y, como en la anterior jornada en Getafe (0-1), volvió a ver puerta.

Al Sevilla, también como en otras ocasiones, le costó controlar la situación con el marcador a favor y el Eibar empezó a adelantar metros al mismo tiempo que los locales reculaban ante Sergio Rico y se ponían nerviosos con su irregular juego.

Pero en esas Ben Yedder tuvo premio a su trabajo y logró el 2-0 cuando se había entrado en el último cuarto de hora del encuentro y ello hizo respirar a la parroquia sevillista y ver a su equipo ganar y además por goleada tras el 3-0 logrado por Nolito en la prolongación.

Fotos

Vídeos