Fútbol

LaLiga

Jornada 1

La Real Sociedad le 'roba' el triunfo al Celta

Iago Aspas disputa un balón con Kevin Rodrigues. /Efe
Iago Aspas disputa un balón con Kevin Rodrigues. / Efe

Un gol de Willian José de penalti en los minutos finales da la vuelta al partido (2-3)

EFEVigo/San Sebastián

La Real Sociedad levantó al Celta de Vigo (2-3) un partido que tenía perdido a falta de once minutos, en un duelo loco, de continuos intercambios de golpes, en el que brilló el uruguayo Maxi Gómez, autor de los dos tantos celestes, y en el que los donostiarras se aprovecharon de los regalos rivales y de una decisión polémica que significó el penalti definitivo.

No defraudó el Celta en su estreno a pesar de la derrota. Fue el equipo valiente, ofensivo, que ya se mostró en la pretemporada. La Real Sociedad le apretó en la salida de balón y los de Juan Carlos Unzué encontraron la solución a esa presión buscando al uruguayo Maxi Gómez, un delantero fuerte, que se siente cómodo bajando balones.

Le bastaron cuatro minutos a Iago Aspas para asustar a Rulli con un potente disparo desde la frontal. Respondió la Real Sociedad con una carrera por la banda derecha de Odriozola que se quedó en nada porque su centro no encontró rematador.

Poco a poco, el Celta se adueñó del partido. Jozabed y Wass conectaron con Aspas y por ahí salió a relucir el fútbol combinativo de su equipo, con rápidas transiciones, con las diagonales de Pione Sisto y las subidas del lateral Hugo Mallo, un puñal por el costado derecho.

Aspas volvió a crear peligro antes de llegar al ecuador del primer tiempo. Primero con un disparo que se le marchó alto y después con un zurdazo que desvió el argentino Rulli con una gran estirada, en una jugada en la que los gallegos pidieron penalti por una caída de Maxi Gómez tras un leve contacto con Aritz Elustondo.

Sin balón, la Real generó peligro a balón con una espectacular falta ejecutada por Canales (m.20) que se marchó rozando el poste ante la mirada de Sergio Álvarez.

Y del posible 0-1 se pasó al 1-0. Apertura de Aspas para Sisto, éste encaró a Odriozola y centró al segundo palo, donde Wass tocó lo justo para que el balón llegase a Maxi Gómez, quien con un sutil toque se estrenó como goleador en la liga española.

El asfixiante calor obligó a Mateu Lahoz a parar el partido antes de la media hora -lo habían pactado los equipos antes del choque-. Esto reactivó a la Real Sociedad, que se encontró con un regalo del portero Sergio Álvarez en la salida de balón que Oyarzábal no desaprovechó para igualar el partido.

Ese tanto dañó al Celta, que volvió a golpear en el arranque del segundo tiempo, otra vez por medio del debutante Maxi Gómez, un "killer" en el área que hizo olvidar al lesionado John Guidetti: Wass centró, Cabral peinó en el primer palo y el uruguayo, en el segundo, armó su pierna para fusilar a Rulli.

Maxi Gómez hizo dos goles y se coloca como pichichi virtual de la jornada

Despertó la Real Sociedad, que logró quitarle el balón a su rival. Su equipo estaba más cómodo sobre el campo y Eusebio buscó un revulsivo con la entrada de Carlos Vela. Y con centros laterales los donostiarras amenazaron a Sergio, inseguro en las salidas desde su monumental error en el gol.

Unzué reforzó el centro del campo con la entrada del chileno Hernández y Lobotka pero la Real Sociedad estaba desatada.

Illarramendi, con un disparo lejano, al que respondió Sergio con una buena parada, rozó el empate, que logró Juanmi a falta de once minutos para alargar su idilio con Balaídos -hace tres meses marcó el tanto que dio el billete para Europa-

Ese gol destrozó al Celta, incapaz de salir de su campo. Y en los últimos instantes Mateu Lahoz castigó con un protestado penalti una falta de Jonny a Carlos Vela al borde del área. El brasileño Willian José marcó para dar los primeros tres puntos a su equipo.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos