FC Barcelona

El verano televisado del Barça

Josep María Bartomeu, junto a Pulinho.
Josep María Bartomeu, junto a Pulinho. / Efe

Tiene 164 millones, si se confirma la llegada de Seri por 40 'kilos', para hacer el fichaje 'galáctico' que complete la plantilla de Valverde aunque parecen despedirse de Coutinho y optarán por Dembelé

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

A poco más de una semana para que se cierre el mercado estival de fichajes, el FC Barcelona sigue echando cuentas. La marcha de Neymar al PSG dejó una sensación de vacío entre la afición del club azulgrana, pero a cambio llenó las arcas de una entidad que sólo tenía 60 millones de euros para fichar este verano –como reconoció su presidente, Josep Maria Bartomeu, el pasado 13 de julio- más lo que ingresara por las ventas. La inyección económica procedente de París y Catar –más los cuatro millones que recibió del Betis por el traspaso de Cristian Tello- parecía que iba a dar un impulso al proyecto barcelonista, que no puede dejar de mirar de reojo a un Real Madrid que gana todo lo que disputa y fueron muchos los nombres que empezaron a sonar para vestir la camiseta azulgrana

Bartomeu, que ya ha empezado a escuchar gritos que le exigen su dimisión, aseguró que los 222 millones que llegaron de Neymar, ayer en la ciudad haciendose fotos con sus excompañeros, «se administrarán con sensatez, rigor y serenidad». «Invertiremos en jugadores y patrimonio», garantizó.

De momento, el Barcelona sólo ha realizado una inversión en tres futbolistas y ninguno de ellos ilusiona como para hacer olvidar al brasileño. Los azulgrana han incorporado a tres jugadores por los que hapagado 82 millones, poco para las cifras que se mueven en el marcado y mucho si se atiende a sus antecedentes. El último en llegar ha sido el brasileño Paulinho, por el que se ha pagado 40 millones en una operación que se ha considerado desorbitada. Los otros dos nombres son el regreso del canterano Gerard Deulofeu, por el que el Barcelona pagó 12 millones al Everton por su recompra acordada, y Nélson Semedo, que llegó a ‘can Barça’ a cambio de 30 millones para el Benfica.

.

Actualidad del Barça

El siguiente que puede aparecer en la lista de incorporaciones de inmediato es el marfileño Jean Michael Seri, que tras disputar la previa de la Champions con el Niza ante el Nápoles, partirá para ponerse a las órdenes de Ernesto Valverde a cambio de 40 millones. En Francia no existen las cláusulas de rescisión, pero en su contrato el centrocampista tiene una cifra de salida por la que el Niza tiene el compromiso de dejarlo salir si llega un club con esa cantidad.

Y ese club es el Barcelona, el equipo del que era hincha el africano siendo niño y que sí podrá usarlo en competición europea, ya que la UEFA permite el cambio de ficha a los que han jugado en otro club antes de la fase de grupos. El acuerdo podría anunciarse antes del sorteo de la Champions.

Y el club demanda a Neymar, a quien reclama 8,5 millones

Mientras sus jugadores se hacían fotos con Neymar, el Barcelona informó que ha puesto una demanda laboral al brasileño, al que le reclama 8’5 millones de euros por incumplimiento de contrato. La cantidad se debe a parte de la prima que el Barça le abonó por renovar el año pasado el contrato al delantero ahora en el PSG. El Barça ha remitido a la FEF«la demanda laboral que el 11 de agosto pasado interpuso contra el jugador Neymar Jr ante el Juzgado Social de Barcelona, para que la traslade a la Federación Francesa de Fútbol y a la FIFA, a los efectos legales oportunos».

Dembelé, el mejor colocado

Con la llegada del marfileño - que no ocupará plaza de extracomunitario al gozar de condición de francés-, el Barcelona tiene 164 millones para hacerse con dos de sus objetivos prioritarios, Ousmané Dembélé y Phillipe Coutinho. Una cifra insuficiente y que hace indicar que deberá renunciar a uno de los dos. El centrocampista del Liverpool tiene todas las papeletas para quedarse en la Premier League, a pesar de haber pedido el ‘transfer request’, por la negativa de su equipo, y sobre todo de su técnico, de dejarle salir. El entorno del futbolista no lo ve factible en este momento.

El mejor colocado para vestir de azulgrana es Dembélé, por el que el Barcelona ha llegado a ofrecer 130 millones -‘Sky Deutschland’ confirma la cifra- en una especie de subasta televisada en la que el mayor beneficiado va a ser el Borussia Dortmund, que ya ha dejado claro que el Barcelona tiene como límite el próximo sábado 27 si quiere hacerse con los servicios del francés. Dembélé quiere jugar en el Barcelona y, mientras espera que se resuelva su futuro, sigue sin entrenarse con su equipo y está dispuesto a forzar hasta el límite. Pero el club alemán, conocedor del dinero del que dispone el Barcelona, quiere exprimir al máximo la hucha azulgrana.

En caso de confirmase la llegada de Dembélé al club azulgrana, permitiría al Barcelona ‘ahorrar’ parte de la cantidad que tiene para gastar para ir reduciendo su deuda y dejarla por debajo de los 200 millones de para acometer el inicio de la obra del ‘Espai Barça’. Así, como dijo su presidente, el Barcelona invertirá «en jugadores y patrimonio». Eso sí, lo hará tras una subasta pública.

.

Fotos

Vídeos