El Madrid gana el duelo de pistoleros en el Villamarín

El cuadro de Zidane se impone en un choque de elevado calibre ofensivo pero pierde por lesión a Marcelo

ÓSCAR BELLOT MADRID.

Con mucho sufrimiento ante un esforzado y siempre amenazante Betis, el Real Madrid sumó en el Benito Villamarín su tercera victoria consecutiva entre Liga y Champions. Dos tantos de Marco Asensio, otro de Sergio Ramos, un cuarto de un Cristiano Ronaldo imparable en las últimas semanas y un postrero quinto de Benzema, dieron el triunfo al conjunto de Zidane en una noche que se presentaba favorable por el revitalizante efecto del triunfo ante el PSG y un prematuro gol en el estadio verdiblanco pero que complicó en grado sumo el buen hacer de la escuadra de Quique Setién, plagada de descaro y futbolistas de buen toque, capaz aún de meter en un brete a su aristocrático contrincante con una diana de Sergio León cuando el choque ya parecía sentenciado.

Victoria trabajadísima del Real Madrid, que dejó muchos espacios en la primera parte pero que supo reponerse en la segunda.

Recompensó Zidane la estelar actuación de Marco Asensio ante el PSG dándole la titularidad al balear en el costado izquierdo, con Lucas Vázquez en el derecho. Extremos para abrir el campo en un 4-4-2 clásico con el que los blancos han firmado los mejores minutos del curso.

Apostó Quique Setién por presionar muy arriba al Real Madrid. Valiente apuesta que metió en muchos problemas a los visitantes, pese a que se adelantaron pronto éstos con un tanto de Marco Asensio, que se aprovechó de un rechace de Adán a un latigazo de Cristiano Ronaldo para superar al ex de la 'casa blanca' con un certero cabezazo.

No alteró la diana de Asensio el plan de Setién: no dejar pensar al adversario, robar la bola cuanto antes y lo más arriba posible para lanzarse en estampida hacia la meta de Keylor Navas. Tuvo Mandi el empate a la salida de un córner, pero giró demasiado el cuello. Volvió a frisar las tablas Loren, que soltó un zurriagazo desde fuera del área con mucha dinamita. Aún más explosiva fue la falta que botó Joaquín y que hubiera acabado en la escuadra de no mediar la providencial manopla del cancerbero tico.

Mantenía el Betis en vilo al Real Madrid, que sufrió un contratiempo mayúsculo con la lesión en el muslo derecho de Marcelo al filo de la media hora. Tuvo que retirarse el brasileño, cuyo concurso en la vuelta ante el PSG se complica por lo apurado de los plazos. Feo asunto para Zidane precisamente cuando el zurdo había recuperado su mejor versión.

Olía tanto a gol el juego del Betis que acabó llegando tras un nuevo centro de Joaquín en el que Mandi volvió a estar más vivo que los zagueros del Madrid para batir a Keylor Navas. El Betis castigó de nuevo con una acción de tiralíneas que dejó a Junior frente a Keylor Navas. Golpeó el cuero en el tico con mala fortuna para Nacho, que en su intento de despejar lo introdujo en el marco.

Asensio tiene dinamita

Empató el Madrid gracias a la sociedad tejida entre Lucas y Ramos. Un córner botado por el futbolista de Curtis lo remató el camero de modo soberbio.

Mucho mejor plantado en el campo, el Madrid de la segunda parte comenzó por fin a enhebrar el juego y a partir de ahí llegaron las ocasiones. Aunque fue un ataque de casta de Carvajal el que puso de nuevo por delante al conjunto de Zidane. Formidable esprint del lateral, que sirvió a Asensio para que el balear hiciese el doblete. Abrió gas el Real Madrid, que puso terreno de por medio gracias a Cristiano. El tanto de Sergio León en el último minuto del tiempo reglamentario encendió la llama de la emoción que apagaría en las postrimerías Benzema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos