Un maestro con la libreta de Cruyff

Un maestro con la libreta de Cruyff
El exjugador, rodeado de los alumnos de su escuela de fútbol, en los campos de la Federación. / A. García
El gran día de... Iván Iglesias

Iván Iglesias dirige junto a José Antonio Novo la Escuela de Fútbol JIN, con 150 jóvenes jugadores

VÍCTOR M. ROBLEDO

Al acabar la temporada 1992-1993, el teléfono sonó una mañana en casa de Iván Iglesias. Al otro lado de la línea respondió la voz de Charly Rexach, segundo entrenador de Johan Cruyff, que comunicó al joven futbolista del Sporting una noticia inesperada: el Barça había decidido ficharle. «Tenían una opción preferente sobre algún jugador por un convenio entre los dos equipos, como Abelardo, Juanele, Manjarín o yo. Sonaba que estaban interesados en Manjarín, así que me pilló totalmente por sorpresa», recuerda el gijonés, que inició así una etapa de tres años como culé.

Iván Iglesias tenía entonces 21 años y acumulaba apenas 43 partidos en Primera División. Con la perspectiva que da el paso del tiempo, el excentrocampista reconoce que aquella llamada de Rexach fue uno de los momentos inolvidables que le dejó su carrera deportiva, pero ninguno significó tanto como su debut en la máxima categoría dos temporadas antes, tras haber pasado más de media vida en Mareo.

«Soy malo para las fechas, pero esa no se me olvida: 1 de septiembre de 1991. Debutamos cinco canteranos de una tacada con Ciriaco en Zorilla: Juanele, Avelino, Tomás, Muñiz y yo. Fue muy especial porque llevábamos tiempo juntos y había un vínculo especial entre nosotros que aún se conserva», apunta.

Iván Iglesias y Lediakhov tratan de frenar al valencianista Mazinho en mayo de 1996.
Iván Iglesias y Lediakhov tratan de frenar al valencianista Mazinho en mayo de 1996. / E. C.

Con Bert Jacobs como entrenador, Iván se consolidó en el primer equipo en la temporada 1992-1993. El gijonés tiene cariñosas palabras para el holandés, al que define como «un técnico diferente a todo». «Los entrenamientos eran muy variados, con mucho balón. Aquí era algo revolucionario. Además, para la gente joven fue una persona fabulosa, muy cercana. Creo que le debemos mucho», destaca Iván.

Los meses con Bert Jacobs sirvieron a Iván Iglesias para empaparse de ese estilo holandés que ha tenido a Johan Cruyff como gran exponente en las últimas décadas. El exjugador del Sporting asegura que su etapa en Barcelona con el mítico ‘14’ como técnico fue ‘un máster continuo’: «Todos los elogios que ha recibido por su manera de ver el fútbol se quedan cortos. Cruyff estuvo por encima de todos, como demuestra el legado que ha dejado. A día de hoy, el Barça y la selección viven de él».

Iván no conserva muchos recuerdos materiales de su etapa en el Barça, pero sí guarda la camiseta con la que anotó el quinto gol culé en el histórico 5-0 del clásico liguero de la temporada, que fue además su estreno como goleador en el equipo. «Ser partícipe de eso fue tremendo», asegura el exfutbolista, quien también vivió de cerca el desenlace de esa misma Liga, con un penalti fallado por el deportivista Djukic en el último minuto de un Dépor-Valencia que hizo campeones a los de Cruyff.

Marcado por una lesión

La rotura del ligamento cruzado anterior de una de sus rodillas al término de su segunda temporada en el Barça fue el inicio del fin de su etapa en el Camp Nou. Ocho meses después, ya recuperado, Iván regresó al Sporting en calidad de cedido. Después fichó por el Oviedo, en el que sufrió otra lesión que comenzó a lastrarle físicamente. Su carrera terminó a los 32 años, tras pasar también por el Rayo Vallecano, el Cartagonova, el New York MetroStars –regresó a Gijón al cabo de un mes al coincidir el inicio de su aventura americana con el atentado en las Torres Gemelas– y el Oviedo ACF.

Durante sus años en activo, Iván se la ingenió para compaginar el balón con los estudios de Magisterio. «Cuando me dieron el título fue como el día que debuté en Primera, no sé cuál de las dos cosas me dio más alegría, porque siempre supe que el fútbol era efímero», admite el gijonés. Ya entonces, en su cabeza germinaba una idea que comenzó a desarrollar en 2004 junto a los exfutbolistas José Antonio Novo y Juanele: la Escuela de Fútbol JIN. El ‘Pichón de Roces’ abandonó hace años un proyecto que a día de hoy cuenta con ciento cincuenta jóvenes futbolistas y que ha dado el salto a fútbol federado.

«Estamos desde prebenjamín hasta juvenil y también impartimos fútbol como actividad extraescolar en colegios y en el Santa Olaya. Novo y yo estamos muy contentos de ver cómo ha crecido todo, porque es algo en estado puro. Para mí es un sueño hecho realidad», afirma el excentrocampista. Algunos de los jugadores de la escuela han buscado vídeos de su director en YouTube y le han preguntado por los secretos de futbolistas como Guardiola, Laudrup o Romario, con los que compartió el vestuario del Camp Nou en aquellos años con Johan Cruyff como inolvidable maestro.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos