Mareo alberga el pulso de dos escuelas futbolísticas

Pablo Fernández celebra un gol ante Berto Cayarga. / A. FLÓREZ
Pablo Fernández celebra un gol ante Berto Cayarga. / A. FLÓREZ

El Sporting B pretende consolidarse en la segunda plaza con un triunfo sobre el filial osasunista, que la pasada jornada derrotó al líder

I. ÁLVAREZ GIJÓN.

Superada con un pleno de triunfos su semana de enfrentamientos con rivales asturianos, el Sporting B regresa a Mareo (12 horas), donde este curso solo ha dejado escapar dos puntos, para afrontar un pulso de escuelas futbolísticas. La sportinguista, la que honra José Alberto López impulsando al filial a la segunda posición de la tabla, mide sus fuerzas con la de Tajonar, reivindicada como la rojiblanca al dejar su sello en la columna vertebral de la plantilla que devolvió al club a Primera División cuando más escaseaban los recursos económicos.

Esperanzados por ascender el último peldaño de la escalera de la cantera, los jugadores de ambos equipos afrontan una nueva oportunidad de reflejar su crecimiento semanal en beneficio del colectivo. Con ambos clubes en lucha por adueñarse de una de las plazas que permite regresar a la élite del fútbol nacional, la situación de sus filiales es bastante distante. El conjunto gijonés aventaja en trece puntos al navarro, con la sombra del descenso cerca, pero reforzado en su moral tras derrotar la última jornada al autoritario líder Mirandés.

La naturaleza de ambos contendientes invita a que el entrenador local augure un duelo vistoso, en la que las ocasiones de peligro proliferen pese a la premisa inicial en ambos banquillos. José Alberto López tratará de dar continuidad a la buena línea respecto a fluidez ofensiva mostrada a lo largo de la temporada, mientras que el técnico osasunista, Sergio Amatrain, intentará que la solidez defensiva que la pasada jornada frenó su sangría de goles recibidos no se quede en un mero torniquete.

Con la recuperación de Ander Alday, son diecinueve los futbolistas citados por el preparador rojiblanco, que esta misma mañana tendrá que realizar un descarte. El cuadro gijonés ambiciona encadenar su tercer triunfo y su quinta jornada sin derrotas para extender su idilio con Mareo, donde el Amorebieta ha sido el único foráneo en lograr puntuar esta temporada.

Aferrados a su paraíso, las perlas sportinguistas tratarán de asentar su caminar por las alturas con un nuevo paso firme sobre el filial de Osasuna, que cuenta con jugadores con experiencia en Segunda como los internacionales en categorías inferiores con la selección española Kike Barja y Otegui. Dos de las armas pamplonesas que deberá frenar el conjunto rojiblanco para seguir soñando en grande en Mareo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos