El Marino pierde a Carlos Viesca para lo que resta de campaña por una rotura del cruzado

N. G. LUANCO.

El liderato conquistado el domingo en El Requexón quedó ayer empañado por la confirmación de la peor noticia posible para Carlos Viesca, que se perderá lo que resta de temporada por una grave lesión de rodilla. El futbolista, que se retiró del campo tras sufrir el percance a los pocos minutos de suplir a Luis Morán, estaba pendiente de su diagnóstico.

Las primeras impresiones después del partido eran pesimistas y lamentablemente se confirman los peores presagios, ya que sufre rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Una de las lesiones más graves para un deportista, y que le obligará a pasar por el quirófano con un período estimado de recuperación de seis meses.

Aunque sea una lesión menos grave, también hay que hacerse eco de la recaída de sus molestias musculares en el entreno del sábado y la baja durante el partido de Oviedo, el portero David Armengol Davo sufre una rotura de fibras en su pierna derecha, confirmada con la resonancia practicada ayer. El período de recuperación se estima al menos de tres semanas, tiempo en el que Guillermo, que en Oviedo realizó intervenciones clave, será el guardián de la portería azulona.

El equipo, que disfruta de su recién estrena do liderato y de la circunstancia de ser el único equipo que no ha perdido en Liga, se ejercitará esta semana en Miramar en las sesiones de mañana, el jueves y el sábado, con descanso de viernes además del martes. El Marino recibirá el domingo (Miramar, 12 horas) la visita del Ceares gijonés, partido que será televisado por la TPA.

Fotos

Vídeos