«El Oviedo compite en cada momento contra quien sea»

Saúl Berjón, Toché y Verdés destacan la reacción azul tras el descanso y consideran el empate «un buen punto»

R. J. GARCÍA / I. ÁLVAREZ GIJÓN.

El empate firmado en la recta final del duelo permitió al Real Oviedo sumar un punto que premió su mejoría tras el descanso. Una reacción repleta de orgullo, la característica que encabeza el lema del club azul, presente en un brazalete que Toché alzó para mostrárselo a todo el estadio tras batir a Mariño en un gesto icónico para la afición oviedista.

«La celebración de Toché creo que fue la mejor que pudo hacer. Representa lo que somos, que estamos muy vivos y vamos a dar guerra a todo el mundo», señaló Saúl Berjón, que considera el resultado como «un buen punto» que refuerza la competitividad mostrada esta temporada por las azules. «El equipo compite contra quien sea en cada momento. Hasta el pitido final del árbitro el Oviedo va a dar siempre la cara y así nos va a ir bien durante todo el año», aseguró el ovetense, que se considera «un afortunado» por haber vivido un derbi asturiano desde el terreno de juego.

«Lo de la afición es una locura. No tenemos más que palabras de agradecimiento», expresó abrumado el canterano azul. «Me esperaba algo grande, pero quizás ha superado las expectativas», confesó sobre el ambiente que envolvió al duelo Héctor Verdés, que brinda el resultado cosechado a su afición. «Cuando acaba el partido, vas hacia ellos y ves las caras de satisfacción es un orgullo para nosotros», expresó el central, con un análisis del desarrollo del choque en la línea de sus compañeros.

«En la primera parte hemos tenido que defender un poco más, pero luego en la segunda el equipo ha echado lo que hay que echarle a un partido de estos y hemos conseguido el empate, que nos viene muy bien», expuso el zaguero, que considera que salen de Gijón reforzados por el punto y las sensaciones en el juego.

«El equipo ha estado bien, en la segunda parte no bajamos los brazos, fuimos a por el partido y el empate al final ha sido justo», secundó Toché, que se mostró «contento por lo que significaba el gol». «Quería dedicárselo a toda la afición y demostrarles que el equipo va a ir con ellos», profundizó acerca de su forma de festejar el tanto que firmó las definitivas tablas, a su juicio gestadas en la creencia de que el Sporting sufriría ante el arreón oviedista.

«He pasado momentos malos aquí, pero merece la pena todo este esfuerzo que hemos hecho. Me siento muy querido por la afición y quería devolverle todo el cariño con ese gol», confesó el ariete de Santomera, que cree que los azules tienen todavía «menos puntos de los que merecemos», aunque si siguen en esta línea lograrán engrosar su casillero. «Hemos empatado y lo damos por bueno, pero queremos ganar la semana que viene porque los empates te sirven de poco», indicó, optimista de cara al futuro como Saúl Berjón. «Cada semana está la gente mejor, esperemos que lleguen ya las victorias de manera continua», afirmó el ovetense.

Fotos

Vídeos