El Oviedo y el Sporting empatan en los fogones

El Oviedo y el Sporting empatan en los fogones
Mario Rojas

El restaurante Casa Lobato acogió un derbi gastronómico entre los dos equipos que finalizó en empate

Cecilia Pérez
CECILIA PÉREZ

Si el derbi del domingo entre el Real Oviedo y el Real Sporting de Gijón se tuviese que medir por el estómago los dos equipos quedarían empatados. Al menos este ha sido el resultado del derbi gastronómico que se vivió este mediodía en el restaurante Casa Lobato de Oviedo.

El terreno de juego fue muy diferente al campo de fútbol. El césped se sustituyó por una mesa, los jugadores por unos chefs y el balón por unos ingredientes de lujo. Los protagonistas de este derbi culinario fueron por el Real Oviedo, el cocinero Juan Luis Lobato que contó con la ayuda de César Martín, director de Relaciones Institucionales del club.

De mano del Sporting estuvieron gonzalo Pañeda, chef del restaurante con Estrella Michelín Auga, y Manolo Sánchez Murias, director de la Escuela de Fútbol de Mareo.

Ambos equipos compitieron con plato y tenedor con dos tapas dignas de Champion League. Los azules con un Carbayón Salado a base de praliné de almendra, algas, fruta tropical y mostaza. Los rojiblancos se decantaron por oricios, manzana y trufa.

Los árbitros de este peculiar partido gastronómico lo tuvieron difícil. Los tres jueces, representantes de Mahou, quien patrocinó el enfrentamiento en los fogones, no se mojaron y decidieron un empate técnico. Un resultado que el domingo los dos equipos, a buen seguro, querrán superar.

Durante la celebración del encuentro culinario ambos exjugadores reconocieron que era "más difícil" enfrentarse en la cocina que en el terreno de juego y auspiciaron un encuentro "muy igualado" para los dos equipos donde "los detalles" decantarán el resultado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos