El Oviedo B da un vuelco a la parte alta de la tabla

El oviedista Ernesto remata ante los marinistas Pantiga, Óscar Pérez e Iván Fernández. /  JOAQUÍN PAÑEDA
El oviedista Ernesto remata ante los marinistas Pantiga, Óscar Pérez e Iván Fernández. / JOAQUÍN PAÑEDA

Un gol de Ernesto catapulta al filial y desbanca del liderato a un Marino relegado a la tercera posición

F. J. ÁLVAREZ LUANCO.

Tras 508 días sin conocer la derrota en Miramar, el Marino perdió (0-1) en el peor momento en su lucha por el primer puesto. El Oviedo B tuvo más chispa, ganó muchas disputas durante el encuentro y se llevó la victoria con el gol de su mejor jugador ayer, Ernesto.

0 MARINO

0 OVIEDO B

Marino:
Davo; Borja Álvarez, Saavedra, Pantiga, Iván Fernández; David González, Óscar Pérez; Quero, Riki (Wílmer, m. 76), Luis Morán; y Fassani (Jorge Cayarga, m. 57).
Oviedo B:
Gorka Giralt; Lucas, Prendes, José Martínez, Lobato; Jimmy, Emilio; Ernesto (Sandoval, m. 82), David González (Asier, m. 30), Borja Sánchez; y Steven (Carlos Cano, m. 87).
Gol:
0-1: m. 71, Ernesto.
Árbitro:
Rodríguez García (Nalón). Amonestó a los locales Iván Fernández y Luis Morán y al entrenador Oli; y a los visitantes Jimmy, Gorka Giralt, Lucas y al preparador físico Alberto Martínez. Expulsó al entrenador visitante Javi Rozada en el minuto 79.
Incidencias:
partido disputado en Miramar ante unos 900 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de José Cereijo Vidal, socio del club luanquín.

Los luanquinos acusaron las bajas por lesión de los dos únicos futbolistas zurdos de la plantilla, Viesca y Guaya, por lo que Iván Fernández tuvo que actuar como lateral y Luis Morán como extremo por esa banda. Fassani fue titular, pero está muy lejos de su mejor estado de forma. El primer disparo entre los tres palos lo realizó Ernesto en el séptimo minuto de juego y fue desviado por el guardameta Davo. Un encontronazo de Saavedra con David González propició la lesión del delantero, sustituido por Asier. Al filo del descanso, José Martínez colgó una falta que Iván Fernández cedió de cabeza a su portero, pero Ernesto se anticipó y conectó un remate que envió al lateral de la red.

En el añadido de la primera parte, la ocasión fue para el luanquín Luis Morán, que tras recortar dentro del área disparó raso y detuvo Gorka Giralt. Tras el descanso, Oli intentó corregir el juego de su equipo intercambiando a sus hombres de banda en ataque. En el minuto el 56, el árbitro cometió un grave error. El meta visitante detuvo el esférico en la frontal del área y cayó con el cuero fuera de ella en una jugada que le debió costar la amarilla y una falta peligrosísima en contra de su equipo.

Tras dos remates peligrosos de Asier, tanto apretó el conjunto dirigido por Rozada que obtuvo su premio en el 71. Steven se fue por velocidad de Saavedra y dio un pase atrás que Ernesto remató a la red pese a que Davo logró desviar el esférico. El Marino echó el resto en busca del empate en el tramo final y tuvo dos claras ocasiones para lograrlo. Primero fue Prendes el que desvió un disparo de David González y en el añadido Gorka Giralt evitó el empate con una doble intervención para frustrar los remates de Luis Morán y Wílmer. La derrota relega a los luanquinos a la tercera posición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos