Paco Herrera: «Este partido hay que jugarlo, pero sobre todo ganarlo»

Paco Herrera, ayer, durante la rueda de prensa previa al partido que se disputará esta tarde en El Molinón. / ARNALDO GARCÍA
Paco Herrera, ayer, durante la rueda de prensa previa al partido que se disputará esta tarde en El Molinón. / ARNALDO GARCÍA

«Somos los números uno en afición, los mejores», asegura el entrenador catalán en la víspera del encuentro de esta tarde

JAVIER BARRIO GIJÓN.

A media mañana, con el entrenamiento cerrado a cal y canto, en las calles que rodean El Molinón solo se escuchaba la rasgada voz de Paco Herrera, a grito pelado en el último ensayo de la semana. «Todavía no estamos al cien por cien y hay que aprovechar este derbi para hacerlo mejor», aseguró el técnico catalán, receloso en las horas previas a la cita. «En un derbi no hay favoritos», concluyó por el momento de uno y otro equipo. «Estamos parecidos porque en este caso, además, no hay el tema de jugar fuera de casa; será un encuentro muy reñido e igualado y espero que con buen fútbol», razonó.

Con dos jornadas de trabajo a puerta cerrada, que vinculó a la necesidad de tener un poco de tranquilidad, donde se le vio preocupado fue en la gestión del ambiente por parte de sus futbolistas y de él mismo. «Hasta yo tengo que estar muy concentrado en observar el partido por si hay que tomar una decisión distinta. A todos nos ha ocurrido dejarnos arrastrar por un ambiente especial y luego arrepentirnos», alertó. Y, sobre sus jugadores y el clima pasional que se espera en El Molinón, observó que «a veces esto juega en contra y tenemos que saber manejar esa sobreexcitación porque del campo y de la raya para dentro es fútbol».

Más Derbi

En cualquier caso, el técnico, que llamó a filas a los 22 futbolistas que tienen ficha profesional -hoy hará cuatro descartes- y que evitó la tentación de concentrarles ayer en Mareo, no pudo reprimir su carácter ganador, que salió a relucir en un par de ocasiones. «Este partido hay que jugarlo, pero sobre todo ganarlo», se le escuchó decir. «No voy a negociar el estilo de juego», prometió, manteniendo una confianza ciega en el fútbol de sus jugadores: «Quiero que seamos nosotros y que juguemos el partido de la raya hacia dentro porque ahí somos muy buenos».

A renglón seguido se manifestó seducido por el sportinguismo, que acudirá en masa a la cita de esta tarde. «Espero que nuestra afición nos lleve a la victoria porque este público ayuda a reconducir los partidos y somos los números uno en cuanto a afición, los mejores», consideró. Apoyado en esto, Herrera volvió a solicitar «un derbi con la rivalidad que tiene que haber y que el cien por cien de ella esté en el campo» y volvió a desear el ascenso de ambos equipos: «Sería maravilloso para Asturias y todo el mundo saldría beneficiado».

Posibilidades de cambio

En relación al posible once, el exfutbolista del Sporting volvió a insinuar la posibilidad de introducir algún cambio, aunque reconoció que el equipo será muy similar al que derrotó al Nástic. «Son tres puntos, pero hay algo más detrás y en ese algo está nuestra gente. El 100% lo tenemos que dar siempre, pero hay que dar un 20% más por nuestra afición; posiblemente sea el que nos lleve a la victoria», enfatizó.

Del Oviedo le preocupó su disciplina táctica y sus prolongaciones en ataque. «Es un equipo que recoge muy bien y que necesita muy poco para proyectarse en ataque, porque con un solo pase ponen a Toché en jugada de gol», avisó. «Quiero que manejemos bien la gestión de los descolgados y que vivamos el partido hacia arriba, pero sabiendo lo que está pasando por delante de nosotros», sentenció.

Fotos

Vídeos