'Operación Soule'

Padrón sale de prisión asegurando que Clemente le ha pagado la fianza

Juan Padrón, acompañado por agentes de la Guardia Civil. / Foto: Cristóbal García (Efe) | Vídeo: Atlas

Denuncia «torturas» tras su detención y sostiene que todo se debe a un «gran montaje de un desequilibrado mental», en alusión a Miguel Cardenal

EUROPA PRESSMADRID

El vicepresidente económico de la Federación Española de Fútbol (FEF), Juan Padrón, ha salido este miércoles de la prisión madrileña de Soto del Real tras haber hecho efectivo el abono de la fianza de 300.000 euros que le impuso el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. Una cantidad que habría abonado el exseleccionador de fútbol Javier Clemente, ha afirmado Padrón nada más abandonar la prisión.

"Tardó cinco minutos en depositar el dinero, y por eso estoy aquí", ha asegurado Padrón a los medios que le esperaban a la salida de Soto del Real, donde el vicepresidente de la FEF ha defendido su labor "sin parangón" en la Federación y ha calificado de "desequilibrado mental" al expresidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, al que atribuye su ingreso en prisión.

En palabras de Padrón, tanto él como el presidente de la FEF, Ángel María Villar, y el hijo de éste, Gorka, los tres imputados en la 'operación Soule' que investiga en el organismo deportivo por presunto desvío de fondos, ingresaron en la cárcel por el "gran montaje de un desequilibrado mental", en alusión a Cardenal.

Denuncia haber sufrido "torturas"

"Los votos no se compran, se ganan, y tendríamos que tener muchísimo dinero para haber comprado todo lo que se ha dicho, el fútbol español no es tonto", ha defendido el vicepresidente de la FEF, denunciando además "torturas" tras su detención, el pasado 18 de julio, realizada por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, y durante los tres días que tardó en ingresar en Soto del Real. "Se producen torturas en mi caso, porque hay muchas clases de tortura. Los tres primeros días desde que me sacaron de mi casa hasta que llegué aquí no se los deseo a nadie", ha asegurado Padrón.

Padrón ha abandonado la prisión un día después que Ángel María Villar y su hijo Gorka, que este martes abonaron la fianza. El lunes el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 suavizó las medidas cautelares e impuso fianzas de 300.000 euros para Ángel María Villar y Padrón, y 150.000 para Gorka Villar.

En el auto de libertad provisional, el juez instructor entiende que estas tres personas "difícilmente" pueden ya "obstaculizar la instrucción de la causa", ya que la documentación no puede ser "alterada", ni pueden "influir" en los testigos y en el resto de investigados a los que ya se ha tomado declaración. Asimismo, el magistrado considera que no existe riesgo de fuga al acordar las fianzas y otras medidas de control, ni de ocultar bienes y patrimonio gracias a que sus cuentas están bloqueadas y embargadas.

Comparecencias semanales

No obstante, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 cree que sí siguen existiendo motivos para considerarles responsables de haber cometido presuntamente los delitos de administración desleal, apropiación indebida, estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.

Así pues, Pedraz obliga a estos tres investigados a comparecer semanalmente ante el juzgado a la retirada de sus pasaportes, además de a facilitar un teléfono móvil donde puedan ser localizados en cualquier momento para ponerse a disposición del juzgado.

El juez instructor considera que existen indicios de que Ángel María Villar creó un entramado, al menos desde 2009, para la desviación de fondos tanto públicos como privados de la FEF y organismos vinculados a ellos para garantizar su permanencia al frente del puesto que ostentaba desde el año 1988.

Contratación de familiares y adjudicaciones arbitrarias

Según el magistrado, se estableció una red de "clientelismo" tanto para la contratación del personal que recae en familiares de los acusados como en la presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministros. Además, cree que los acusados cometieron estos hechos con la voluntad "de enriquecerse y favorecer el enriquecimiento de terceros".

Respecto al papel de Gorka Villar en la trama, Pedraz apunta a tratos de favor por parte de su padre a través de la sociedad que administra, Sport Advisers S.L. Y en cuanto Padrón, opina que medió para favorecer que sociedades cercanas a la red continuaran como proveedoras de material deportivo a las que se les pagó de más y con las que se ocultaron las comisiones presuntamente cobradas.

.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos