Piernas chinas en manos gijonesas

Piernas chinas en manos gijonesas

El fisioterapeuta Aitor Ruiz de Lara trabajará en el Tianjin Quanjian, conjunto de la Superliga asiática

DANI BUSTO GIJÓN.

Tianjin es difícil de situar en el mapa, a pesar de que se trata de una ciudad con más de quince millones de habitantes. Se encuentra al noreste de China, un país tan extenso como desconocido para la gran mayoría de los europeos. Sin embargo, su liga de fútbol trata de labrarse su propio camino y hace ya varios años que abrió sus puertas al mundo occidental. En este contexto, Aitor Ruiz de Lara Osácar tiene ante sí «un tren que solo pasa una vez y que hay que coger». El fisioterapeuta gijonés comenzará a finales de mes una nueva aventura en el Tianjin Quanjian, club de fútbol de la Superliga de China, como integrante del cuerpo técnico que encabeza el entrenador portugués Paulo Sousa.

El conjunto chino, que finalizó la pasada temporada en tercera posición y que disputará la Champions asiática, apuesta para la nueva campaña por dar las riendas del primer equipo a Sousa, extécnico de la Fiorentina. Fue precisamente en Italia donde el preparador portugués conoció al fisioterapeuta asturiano. «Uno de los integrantes de su equipo, Daniel Reguera, es amigo mío y compañero de profesión», explica Aitor Ruiz. «Y en alguna ocasión me invitaron a colaborar con ellos en la Fiorentina haciendo trabajos de preparación física», añade.

De esta forma, en cuanto quedó una plaza vacante en el cuerpo técnico de Sousa, para afrontar este inminente proyecto asiático, sonó el teléfono de Aitor Ruiz de Lara, de 37 años.

Formará parte del cuerpo técnico encabezado por el luso Paulo Sousa «Estoy seguro de que será una experiencia muy enriquecedora», señala el fisio asturiano

No fue difícil convencerle. «Sin duda, su 'staff' técnico es excepcional, utilizan una metodología de trabajo que ha logrado grandes resultados en competiciones como la Premier y el Calcio, con un índice muy bajo de lesiones en los futbolistas», comenta el gijonés, convencido de que tiene por delante «una gran oportunidad para aprender de sus métodos» y de crecer a nivel profesional «con un 'staff' de lujo».

El nombre del Tianjin Quanjian apareció esta semana en los medios de comunicación españoles. Algunos rumores apuntaban a que el club chino estaba interesado en el fichaje de Mascherano, sin embargo, un portavoz del club asiático descartó esta posibilidad al señalar que el futbolista del Barcelona «es demasiado viejo (33 años) para encajar en nuestro plan actual».

Precisamente en el aspecto de la edad incide Ruiz de Lara al indicar que en la Superliga de China «están fichando a jugadores europeos y americanos que rondan los 25 años, por lo que no parece que apuesten por convertir su competición en un destino en el que los futbolistas vayan a retirarse».

La de China es una Liga emergente, en la que muchos de sus clubes no han cumplido ni veinticinco años desde que se fundaron (alguno, incluso, tiene menos de diez), pero la apuesta por 'europeizar' su fútbol parece clara. Tanto en los banquillos como en los terrenos de juego. «Están avanzando mucho en ese aspecto, y quieren que su fútbol sea importante», estima el fisio gijonés.

En el caso concreto del Tianjin Quanjian, son nombres conocidos los del delantero brasileño Alexandre Pato y del centrocampista belga Axel Witsel, pero el grueso de la plantilla está compuesto por futbolistas chinos, por lo que la labor de los tres intérpretes que aportará el club será fundamental para la comunicación entre el cuerpo técnico, formado por portugueses, italianos y españoles, y la plantilla.

En principio, la aventura de Ruiz de Lara en el fútbol chino durará un año. Confiesa que será «duro» al dejar a su familia en Asturias, pero valora que «sin duda será una experiencia enriquecedora» que le servirá para cuando regrese a su clínica de fisioterapia, en Gijón, donde espera compartir los conocimientos aprendidos en este viaje.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos