Portu castiga a un Atlético conservador

El Girona empató en el tramo final después de que Simeone retirase a Costa y Griezmann, sus dos referencias ofensivas

J. ALDA MADRID.

Sumó el Atlético su segundo pinchazo de la semana en el Wanda Metropolitano al no pasar de las tablas ante el Girona. Los de Diego Simeone, que venían de caer en ese mismo estadio ante el Sevilla en la ida de los cuartos de Copa del Rey, sufrieron frente al correoso conjunto de Pablo Machín de un modo similar al de la primera vuelta y cosecharon un nuevo empate pese a adelantarse en el marcador por medio de Antoine Griezmann. Un nuevo tropiezo que pone al Barcelona en disposición de acabar la jornada con once puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor si vence el domingo al Betis en el Benito Villamarín.

No se abrió el marcador hasta la segunda parte. Clave tanto en ambas jugadas como en el devenir del encuentro fue Thomas. El ghanés, que sobre todo durante los primeros 45 minutos se mostró por encima del nivel de sus compañeros, picó el balón hacia un perfecto desmarque de Diego Costa, que le regaló el gol a Griezmann con una dejada de cabeza justo antes de recibir un fuerte golpe del guardameta del Girona, muy desafortunado en su salida.

El hispano-brasileño, errático en el pase pero acertado en el resto, permaneció una hora sobre el césped y fue sustituido por el francés Kevin Gameiro, que no tuvo ni por asomo la incidencia del delantero de Lagarto. Empató el Girona a falta de un cuarto de hora, tras aprovechar Portu una jugada a la espalda de los centrales y superar a un descolocadoJan Oblak. Lo intentó el cuadro colchonero hasta el final, pero ya sin Griezmann y Costa, sus principales argumentos ofensivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos