Fútbol

Quero ajusticia al TSK Roces

Sergio trata de robarle el balón al marinista Jorge Cayarga. / JORGE PETEIRO
Sergio trata de robarle el balón al marinista Jorge Cayarga. / JORGE PETEIRO

Una magistral ejecución de falta del atacante avilesino da el triunfo al Marino y deja sin premio la solidez de los gijoneses

TONI GIJÓN.

Un golpe franco ejecutado por Quero de forma magistral derrotó al TSK Roces (0-1) y permitió al Marino llevarse los tres puntos de Covadonga. Los luanquinos, que se sitúan al frente de la tabla a expensas de lo que haga este mediodía el Oviedo B contra el Tuilla, sufrieron para superar a un conjunto gijonés generoso en el esfuerzo y muy disciplinado a nivel táctico, que se quedó sin premio en los minutos finales.

0 TSK ROCES

Javi Menes; Rascón, Pola, Ulpiano, Miguel, Sergio (Luciano, m. 44), Vázquez, Jimmy, Zeus, Cristian y Matheus (Cris, m. 85).

1 MARINO

Davo; Borja Álvarez, Trabanco (Quero, m. 46), Pantiga, Saavedra, Jorge Cayarga, Omar (Fassani, m. 67), Óscar Pérez, Wílmer (Pablo Hernández, m. 90+4), Riki e Iván Fernández.

Gol:
0-1: m. 85, Quero.
Árbitro:
González González (Nalón). Amonestó al visitante Óscar Pérez.
Incidencias:
partido disputado en Covadonga unos 100 espectadores, con presencia de seguidores marinistas.

En un duelo en el que la brega primó sobre el nivel técnico, el Marino pronto se acercó con peligro a la portería defendida por Javi Menes. Un envío desde el costado derecho de Borja Álvarez hacia Jorge Cayarga permitió al avilesino rematar desde dentro del área, pero su disparo lo abortó el cancerbero local con una gran intervención. Antes de cumplirse el primer cuarto de hora de juego también se topó con el guardameta de los gijoneses Wílmer, que vio cómo frustraba su ocasión de gol al desviarla a córner.

Los gozoniegos llevaban la manija del partido ante un ordenado TSK Roces que no pasaba apuros para mantener su portería imbatida y trataba de salir con mordiente a través de los costados. A una intentona local respondió el conjunto dirigido por Oli con un testarazo de Iván Fernández que se fue rozando el poste en la recta final de la primera parte.

Tras el descanso, pese a que su entrenador movió ficha para tratar de incrementar su presencia en campo contrario con la entrada de Quero en sustitución del central Trabanco, al Marino le pudo la ansiedad y no encontraba el camino para hallar los huecos en el entramado defensivo vertebrado por Florín. Los gijoneses llegaban con poca frecuencia al área rival, pero cuando lo lograban lo hacían con peligro, como en un centro de Pola que no llegó a rematar por muy poco Luciano. Una lesión en la pierna izquierda de González González, encargado de impartir justicia en el choque, detuvo durante varios minutos el choque, desnivelado en la recta final.

Una falta al borde del área local la ejecutó Quero, que inauguró el marcador al eludir la barrera con un toque sutil y envió el balón a la escuadra, inalcanzable para Javi Menes. Poco después, una mano de Miguel dentro del área la castigó el árbitro con la pena máxima.

Quero asumió la responsabilidad desde los once metros en busca su doblete, pero su disparo, a la derecha de Javi Menes, no logró dirigirlo entre los tres palos. Riki se topó con el poste en su intento de doblar la ventaja del conjunto visitantes, que supo administrar su renta en el extenso tiempo añadido. El buen encuentro del TSK Roces sin balón se quedó sin premio ante un Marino eficaz que sigue en la lucha por el primer puesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos