La reacción del Lealtad llega demasiado tarde

Javi Porrón despeja un balón ante los atacantes locales. / JESÚS CASO
Javi Porrón despeja un balón ante los atacantes locales. / JESÚS CASO

El conjunto maliayo acortó distancias pasada la hora de partido, pero no pudo completar su remontada

OPTA PAMPLONA.

El Lealtad cayó derrotado (3-2) ante un rival directo, Osasuna Promesas, en un partido en el que los maliayos estuvieron cerca de rescatar un punto en la segunda mitad, pese a que los rojillos se habían puesto con un 3-0 en el marcador. La buena actuación del portero Juan impidió la remontada asturiana.

El encuentro comenzó con los locales mejor plantados en el campo y pronto se hicieron con el dominio del balón. En el minuto 28, Osasuna B consiguió ponerse por delante después de que Moncayola marcase de falta directa desde la frontal del área.

Tras el gol, Osasuna Promesas siguió dominando y tan solo ocho minutos después, Miguel Díaz dio un gran pase a Jaime, que superó a Javi Porrón para poner el segundo en el marcador. A pesar de que los visitantes intentaban crear ocasiones, no lograban materializar las jugadas.

Tras el paso por vestuarios, el Lealtad salió mejor al terreno de juego y disfrutó de varias ocasiones que no logró finalizar. A pesar de que los visitantes estaban mejor, Miguel Díaz envió el esférico al fondo de la red desde fuera del área con un disparo que coló por la escuadra.

La reacción de los de Villaviciosa no tardó en llegar y, solo cuatro minutos después, Mendi recortó distancias con un disparo en el área. A partir de ahí, el Lealtad siguió dominando y un cabezazo de Álex Cruz alimentó la posibilidad de una remontada que no se concretó. Buena culpa de ello lo tuvo el meta local, clave en el tramo final del choque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos