Japan League 2

Ricardo Rodríguez, un pionero del juego posicional en Japón

Ricardo Rodríguez, entrenadoe del Tokushima Vortis. /
Ricardo Rodríguez, entrenadoe del Tokushima Vortis.

El entrenador español del Tokushima Vortis está triunfando con con un estilo desconocido allí

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

España vuelve a estar de moda tras los últimos triunfos en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018. Momentos dulces que nos hacen recordar la mejor etapa del fútbol español, cuando España alcanzó un hito histórico tras ganar dos Eurocopas y un Mundial de manera consecutiva. Nadie hasta entonces lo había conseguido, y será difícil que alguien lo pueda igualar.

Aunque apagados sobre el césped, esos ecos nunca se silenciaron en los banquillos. Desde entonces, el entrenador español es el más cotizado en el mundo. Hablar del entrenador español es hacerlo de un estilo definido, del gusto por el buen fútbol y un trabajo estructurado y profesional. Pep Guardiola (Manchester City) y Unai Emery (PSG) son los grandes espadas, pero hay muchos más entrenadores españoles que trabajan en el extranjero sin tanto foco.

Uno de ellos es Ricardo Rodríguez. Firmó en noviembre de 2016 por el Tokushima Vortis japonés tras una etapa en Tailandia. El club finalizó noveno en la Japan League 2 y decidió apostar por este técnico español no solo para aspirar al ascenso a la Japan League 1, sino también para jugar con un estilo desconocido allí: el juego posicional. “Los comienzos fueron complicados, pero me ha sorprendido la capacidad que han tenido los jugadores para adquirir los conceptos que buscábamos”, destaca el entrenador español sobre un equipo que sorprende en la Japan League 2. Lejos del fútbol físico y disciplinado que se práctica en Japón, Tokushima Vortis destaca por un fútbol combinativo que empieza, como lo hacía el Barcelona de Guardiola, por el portero. “Antes de firmar por Tokushima había analizado y estudiado en profundidad la competición. Lo primero que hicimos fue seleccionar los perfiles de jugadores para cada posición. Tuvimos que cambiar bastantes centrales para tener una buena salida de balón, buenos laterales para tener un juego largo y profundo y buscamos también un portero con las características necesarias para llevar a cabo nuestro plan”, destaca Ricardo Rodríguez, quien tiene a Tokushima Vortis peleando por los puestos de ascenso en una competición que finaliza en noviembre.

Ricardo Rodríguez, durante un partido del Tokushima Vortis.
Ricardo Rodríguez, durante un partido del Tokushima Vortis.

Entre sus rivales se encuentran dos equipos entrenadores formados en España: Juan Eduardo Esnáider (JEF United) y Miguel Ángel Lotina (Tokyo Verdy). “He podido hablar con ellos durante los partidos que nos han enfrentado, pero donde tuvimos la oportunidad de intercambiar más opiniones fue en el acto de presentación de la temporada”, explica Ricardo Rodríguez, quien contesta también a la pregunta de si los técnicos españoles han perdido el miedo a salir fuera: “No es que antes hubiera miedo. Más que miedo es una cuestión de necesidad. En España hay 20 banquillos de primera división y 22 en segunda, y si contamos también la competencia de los entrenadores que vienen de fuera es imposible que entremos todos. Por eso buscamos ligas bien estructuradas y competitivas, como la Japan League. Pero trabajar fuera de España no quiere decir que estemos fuera del mercado. Hay muchos entrenadores que salieron de España y luego regresaron. El objetivo es sumar méritos para algún día poder trabajar en España”.

Aunque por ahora solo mira al presente, que pasa por consolidar el proyecto de Tokushima Vortis: “No importa solo ganar, también es importante cómo lo conseguimos”. Una máxima que podrá desarrollar con paciencia y trabajo. Al contrario de lo que ocurre en España, “en Japón el entrenador tiene más tiempo para poder trabajar. Para un perfil como el mío este aspecto es muy importante”. Y es que son horas y horas de trabajo. “Desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche entre sesiones de vídeos, entrenamientos y preparación de partidos, pero me sorprende que nadie del cuerpo técnico se marcha a su casa hasta que yo no lo hago. Son tremendamente disciplinados y educados”, advierte Ricardo Rodríguez, un entrenador español que está dispuesto a cambiar el fútbol japonés.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos