Fútbol

Dos años de sanción para un futbolista del Llano 2000 por una pelea con un padre que terminó inconsciente

Campo de La Encarnación./Nel Acebal
Campo de La Encarnación. / Nel Acebal

El colegiado señala en el acta que el golpe recibido por el progenitor fue del jugador sancionado, mientras que el club gijonés apunta que el autor fue el padre de éste

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Un pisotón de un defensa del Llanes B a un delantero del Llano 2000 C de Segunda Juvenil fue el detonante de los incidentes que se produjeron en el campo de La Encarnación el pasado sábado. El agredido respondió con un cabezazo y el árbitro lo expulsó.

Pero el suceso no quedó ahí. De la que se retiraba al vestuario, el expulsado fue increpado por el padre del jugador agredido, según recoge el acta. Miembros del Llano 2000 aseguran que el padre llanisco agredió al jugador, mientras que desde el club local interpretan que hubo un intercambio de palabras y que terminaron enzarzados.

El padre del futbolista agredido recibió un golpe y se golpeó en su caída con una valla, lo que le dejó inconsciente en el suelo tragándose la lengua. En ese momento saltó la alarma en el campo de La Encarnación, donde, afortunadamente, se encontraba un técnico de ambulancia, Pedro Pidal Otero, que asumió el riesgo de meter los dedos en la boca para evitar que se tragase la lengua y, posteriormente, le reanimó. Su intervención fue vital ya que la ambulancia tardó veinte minutos en llegar.

La sanción ha sido publicada por el Comité de Competición, que castiga con dos años al futbolista del cuadro gijonés. Un castigo que será recurrido por el Llano 2000, ya que el club gijonés insiste en que el autor de la agresión no fue su futbolista, sino el padre de este.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos