Fútbol

Elevan a once los 'ultras' detenidos por los altercados previos al derbi

Al menos ocho policías resultaron heridos en el enfrentamiento

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Al menos once de personas, ultras del Sporting, han sido detenidas por su presunta participación en los disturbios que tuvieron lugar el sábado, poco antes del inicio del derbi entre el conjunto gijonés y el Real Oviedo en El Molinón. Las detenciones, según ha informado la Policía Nacional, se han llevado a cabo en diferentes localidades de Asturias, en los lugares de residencia de los detenidos, y entre los arrestados está la persona que arrojó una valla a los policías. Todos los arrestados se encuentran en comisaría y la Policía Nacional asegura que se espera que haya más detenciones.

Estos altercados, cuya investigación sigue abierta, se saldaron con al menos ocho policías heridos por quemaduras y por el impacto de diferentes objetos lanzados por los aficionados. A este respecto, el sindicato Alternativa Sindical de Policía (ASP) ha calificado de "caos" el dispositivo habilitado para el partido, que se calificó de "alto riesgo".

El sindicato ha criticado "falta de gestión y de resolución" por parte de los mandos policiales a cargo del dispositivo, cuya organización, ha asegurado, y ha asegurado resultó escasa y "puso en grave riesgo" a agentes: "Observamos con preocupación cómo un reducido grupo de policías se veían superados por un gran número de seguidores radicales, que lejos de vivir un espectáculo de deportivo de forma festiva y alegre, se dedicó a agredir a los compañeros que allí se encontraban y todo ello, entendemos, debido a la insuficiente presencia policial", han lamentado.

No entienden que en ningún momento, y dadas las circunstancias, se requiriera la presencia de las Unidades de Intervención Policial (UIP), situadas a sólo 200 metros de donde se estaban produciendo esos incidentes. Y todo ello, relatan, a pesar de las peticiones de apoyo de los policías que estaban siendo "machacados" con pedradas y botellazos."Tenemos la esperanza de que una vez que los autores de las agresiones sean identificados, la justicia caiga sobre ellos con todo su peso y que, además de pagar por sus acciones, nunca jamás puedan acercarse a un estadio de fútbol, pues estos son los que desprestigian y ponen en riesgo a quienes quieren disfrutar, de forma civilizada, tal acontecimiento deportivo", concluyen en la citada nota de prensa desde ASP.

Fotos

Vídeos