La sociedad entre Vitolo y Griezmann noquea al Celta

Vitolo, abrazado a Vrsaljko, agradece a Griezmann el pase en el segundo gol local. /  EFE
Vitolo, abrazado a Vrsaljko, agradece a Griezmann el pase en el segundo gol local. / EFE

El canario marca su primer gol con el Atlético en Liga, brilla en presencia de Lopetegui y se retira aclamado

IGNACIO TYLKO MADRID.

Perdió por una genialidad de Messi en el Camp Nou, pero el Atlético no se rinde. No acusó el desgaste de haber jugado el jueves ante el Lokomotiv y superó con rotundidad a un Celta con buen toque pero muy flojo en ambas áreas. No hubo tanta diferencia en el juego como lo que indica el 3-0, pero los vigueses no supieron finalizar y los colchoneros, en cambio, sí tuvieron un gran día en la definición. Gran partido de Griezmann, autor de su decimosexto gol en el torneo y de una asistencia perfecta a Vitolo, que se estrenó como artillero en Liga. En su segunda titularidad, el grancanario al fin dejó buenas sensaciones a Simeone, a la afición e incluso al seleccionador español Julen Lopetegui, presente en el palco y un enamorado del juego del exsevillista.

3 ATLÉTICO

0 CELTA

Atlético:
Oblak, Vrsaljko, Giménez, Godín, Lucas, Gabi, Saúl, Koke, Vitolo (Correa, min. 58), Griezmann (Gameiro, min. 69) y Diego Costa (Fernando Torres, min. 79).
Celta:
Rubén Blanco, Hugo Mallo, Roncaglia, Sergi Gómez (Cabral, min. 767, Jonny, Lobotka, Radoja (Méndez, min. 66), 'Tucu' Hernández, Iago Aspas (Lucas Boyé, min. 72), Emre Mor y Maxi Gómez.
Goles:
1-0: min. 44, Griezmann. 2-0: min. 56, Vitolo. 3-0: min. 63, Correa.
Árbitro:
Alberola Rojas (Comité Castellano-Manchego): Mostró amarilla a Saúl y Aspas.
Incidencias:
partido disputado en el Wanda Metropolitano.

Fue una tarde de contrastes en el Metropolitano, y no sólo meteorológicos. Cuestión de presupuesto, de la calidad individual de los jugadores. Si en Balaídos el Atlético se impuso en la versión más rácana de Simeone, al que le bastó un gol de Gameiro antes de la media hora y un cerrojazo para imponerse a un Celta vistoso pero romo en ataque, en esta ocasión los colchoneros actuaron con mucha más grandeza.

Cuando mejor jugaban y más dominaban los visitantes, llegó el primer gol del Atlético, psicológico al ser justo antes del descanso. Griezmann se quedó sin vigilancia a la salida de un córner, recogió un rechace, precedido quizá de una falta previa en el salto de Giménez al 'Tucu', y firmó un gran gol. Nada de ponerse nervioso o de temblarle el pulso. Dejó sentado a Jonny con un recorte y la puso en la escuadra. Se repitió la historia tras la reanudación. Enrabietado, el Celta se fue hacia arriba con descaro y pudo empatar enseguida, pero Radoja remató con la pantorrilla en boca de gol y estrelló el balón contra el poste. En cambio, Vitolo sí aprovechó un gran pase al hueco de Griezmann para picar el balón con sutileza sobre la salida de Rubén. Correa redondearía la cuenta de los locales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos