DIVISIÓN DE HONOR

El Sporting afronta el primer asalto para alzarse con el título

D. BUSTO GIJÓN.

El título de campeón liguero se encuentra al alcance de la mano. El Sporting juvenil ya lo roza con la punta de los dedos. Aunque todavía quedan dos jornadas por disputarse, los rojiblancos necesitan sumar tan solo dos puntos más para certificar su triunfo en el grupo I de División de Honor. Incluso un empate podría ser suficiente. La primera de esas oportunidades se vivirá esta misma mañana en Mareo, donde el equipo gijonés se enfrentará al Bansander (campo número 1, 12.30 horas), y donde espera estar arropado por su afición para sacar adelante este compromiso.

El conjunto rojiblanco recibe al Bansander, que se encuentra en la mitad de la tabla con 38 puntos. A pesar de que el Deportivo, perseguidor de los sportinguistas, venció ayer al TSK Roces, un punto puede ser suficiente hoy para que los gijoneses se alcen con el título de campeones, siempre que el Celta, otro de los perseguidores, no logre victorias por amplias goleadas en estas dos últimas jornadas. Pese a todo, ganar aseguraría el título liguero para los asturianos.

La última vez que el Sporting juvenil se proclamó campeón de Liga en División de Honor fue en la temporada 2011-2012. En aquel equipo jugaban, entre otros, Pablo Pérez, Carlos Castro, Borja López, Julio y Álex Serrano, quienes llegaron a debutar con el primer equipo del club rojiblanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos