El Sporting B se atasca en Olaranbe

El rojiblanco Cayarga disputa el balón ante un jugador rival. /  OPTA
El rojiblanco Cayarga disputa el balón ante un jugador rival. / OPTA

El filial rojiblanco, que empató en Vitoria, fue de menos a más, pero acusó el mal estado del césped y su falta de acierto en la meta contraria

OPTA VITORIA.

El Sporting B no pudo marcar para romper la igualada en el maltrecho césped de Olaranbe en una mañana de niebla en Vitoria (0-0). El filial rojiblanco mereció mejor suerte para llevarse los tres puntos ante un Vitoria que, a medida que transcurrió el partido, fue asumiendo que el punto era el mayor botín que podía llevarse ante el líder del grupo II de Segunda B.

0 VITORIA

0 SPORTING B

Vitoria:
Quique, Brani, López, Diego Martínez, Moreno, Martín, Lara (Ibargoien, m. 88), Ribeiro de Aguia (Etxaburu, m. 88), Regis (Obieta m. 76), Sarriegi y Escoruela.
Sporting B:
Dani Martín; Adri Montoro, Carlos Cordero, Juan Rodríguez, Víctor Ruiz (Berto Espeso, m. 29); Cristian Salvador, Isma Cerro, Nacho Méndez, Pedro (Pablo Fernández, m. 60), Cayarga (Traver, m. 77) y Claudio.
Árbitro:
Díez Cano (Comité Castellanoleonés). Amonestó a los locales Lara, Enrique, Brane, Martín e Ibargoien; y a los visitantes Montoro y Cristian Salvador.
Incidencias:
Olaranbe. 800 espectadores. Se guardo un minuto de silencio antes del comienzo del encuentro en recuerdo al ertzaina fallecido en Bilbao.

El equipo asturiano prolonga su dinámica de empates en la que es la peor racha de la temporada sin ganar (tres puntos de los últimos doce posibles). Pero incluso así, el conjunto dirigido por José Alberto se mantiene en cabeza debido a la derrota del Mirandés en Baracaldo.

Durante el partido de ayer, los rojiblancos fueron de menos a más y los locales de más a menos. Con todo, el Vitoria, que se encuentra en el puesto de promoción por la permanencia, quiso aprovechar su condición de local para dominar los primeros compases y sorprender a su poderoso oponente.

El dominio territorial apenas se tradujo en ocasiones. La primera llegó en el minuto 21 en un remate a bocajarro de Ribeiro de Aguia que dio lugar a un paradón de Dani Martín. Contestaron los asturianos poco después por mediación de Pedro Díaz al botar una falta en la frontal. Su lanzamiento recibió la también fenomenal respuesta del cancerbero vitoriano Enrique.

Según se encaraba la recta final de la primera parte, el desgaste físico fue haciendo mella en las fuerzas de los jugadores alaveses y el partido se igualó. Todo ello debido en parte a un terreno de juego en malas condiciones que se cobró la lesión de Víctor Ruiz. El Sporting B no le cogió la medida al encuentro y tan solo una falta que salió por encima del travesaño, lanzada por Isma Cerro, fue lo más reseñable hasta el descanso.

El segundo tiempo fue completamente distinto. El filial rojiblanco sabía que tenía que dar un paso adelante para arrancar tres puntos y seguir con el liderato, y lo dio. Fue consciente de ello el Vitoria, y el punto del empate le sabía cada vez más a oro, por lo que fue agazapándose en su área para trabar toda acometida ofensiva gijonesa. Triunfó en este apartado porque el juego elaborado del filial brilló casi por su ausencia.

Sin embargo, el Sporting B dispuso en este periodo de ocasiones suficientes para desnivelar el marcador, en especial a balón parado. En el minuto 54, Alberto Cayarga lo probó de falta y su lanzamiento se fue fuera. En el ecuador del segundo tiempo, Juan Rodríguez remató de cabeza de manera franca, pero no concretó sobre la portería vasca al saque del córner por parte de Nacho Méndez. Y, a continuación, el propio Alberto Cayarga metió el miedo en el cuerpo de los pocos aficionados presentes locales al rozar el palo en el lanzamiento de una nueva falta.

Dani Martín resuelve bien

El Vitoria tuvo sus ocasiones, en especial dos latigazos que hicieron que Dani Martín solventara muy bien su trabajo. Uno de Brani, en el minuto 74, que el meta gijonés despejó con una palomita, y otra, un minuto después, a cargo de Julen López, quien se topó con los reflejos del gran portero asturiano. En los últimos compases, los 'guajes' lo intentaron con el juego directo y los vitorianos quisieron sorprender a la contra. En una de ellas Cristian Salvador supo hacer una falta táctica providencial para que no se escapara el único punto ayer conseguido en Olaranbe por el Sporting B.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos