«El Sporting B está haciendo un año magistral»

Alejandro Menéndez, en El Plantío. /  LUIS LÓPEZ ARAICO
Alejandro Menéndez, en El Plantío. / LUIS LÓPEZ ARAICO

«Cuenta con jugadores muy hechos que le dan madurez, equilibrio y competitividad» Alejandro Menéndez Entrenador del Burgos

DANI BUSTO GIJÓN.

Alejandro Menéndez (Gijón, 1966) regresa a su casa, aunque una vez más lo hará para sentarse en el banquillo visitante. El técnico asturiano, formado como futbolista y también como entrenador en la Escuela de Fútbol de Mareo, tomó las riendas del Burgos el pasado 19 de febrero con la intención de escalar puestos en la clasificación. Su nuevo equipo se enfrentará mañana al Sporting B de José Alberto, uno de sus antiguos discípulos, ya que el rojiblanco era jugador del Avilés de División de Honor juvenil, en la temporada 2000-2001, cuando lo dirigía el propio Menéndez.

-¿Qué tal ha comenzado su etapa como técnico del Burgos?

-La competición está muy avanzada así que estamos intentando generar una idea y un estilo de juego. Hay mucho trabajo y pasan los días muy rápido, pero sobre todo estoy ilusionado por hacer mejorar al equipo. Para mí es una nota positiva en el currículum.

«Siempre me alegra volver a Gijón. Tengo muchas ganas de hacerlo bien»

-¿Cuesta reconducir la trayectoria de un equipo cuando se toman las riendas a estas alturas de curso?

-Sí cuesta, porque aunque vienes con una idea de juego, no vale solo con la teoría, tienes que trabajarla. Es evidente que el compromiso, actitud y calidad de los jugadores ayuda a que esto salga mejor, pero siempre cuesta mucho trabajo.

-Mañana regresará a Mareo. Imagino que será un partido especial para usted.

-Llevo muchos años fuera de Gijón y siempre es especial. Me encuentro con mucha gente conocida y es un entorno muy familiar. Gijón y el Sporting son mi casa, ahí crecí como jugador y estuve cuatro años como entrenador. Toda mi familia es sportinguista. Siempre me alegra volver y tengo muchas ganas de hacerlo bien.

-Al técnico rojiblanco José Alberto se puede decir que lo conoce bien.

-Sí, cuando yo era entrenador del Avilés juvenil, a él lo tuve como futbolista. Fue un año muy bueno, hicimos una muy buena temporada en División de Honor y quedamos en mitad de tabla a pesar de ser un equipo recién ascendido. No pasamos apuros y creo que ganamos a varios de los 'gallitos' de la categoría.

-¿Le sorprende que un recién ascendido como es el Sporting B encabece este grupo de Segunda B?

-Es sorprendente. No cabe duda de que los filiales, cada año, están compitiendo mucho mejor en esta categoría. Pertenecen a clubes con presupuestos fuertes y eso les permite reforzarse con jugadores foráneos, además de contar con gente de la casa. Pero es difícil estar ahí, el Sporting B está haciendo un año ejemplar, magistral a la hora de competir. La dificultad es alta, por lo tanto hay que valorarlo mucho.

-Muchos técnicos lo definen como un filial atípico, ¿cómo lo ve usted?

-Es un filial que tiene jugadores jóvenes, otros al límite de sub 23, y otros ya muy hechos, con una edad más pensada para incorporarse al primer equipo, pero sí es verdad que dan madurez, equilibrio y competitividad.

-Usted disputó el 'play off' la pasada campaña con el Celta B, ¿cuál puede ser la clave para afrontar con garantías este tiempo de eliminatorias con un filial?

-La clave es llegar bien. La liga regular es muy larga y hay que llegar ahí con buen tono físicamente. La cabeza quizás sea más difícil de controlar, porque parece que crecen las dificultades. Crece la responsabilidad, es una eliminatoria y hay una mayor repercusión en el entorno del futbolista. Eso hace que haya más presión. A la hora de jugar los partidos hay que adquirir un grado de madurez y de atención en lo que debe ser el punto y seguido de toda la temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos