Tarek Asnake vuelve a arbitrar tras los insultos racistas

EL COMERCIO

El colegiado etíope Tarek Asnake Wolde regresó ayer a la competición oficial para dirigir el encuentro de Primera Cadete que disputaron el Manuel Rubio y el Astur en Los Pericones. El árbitro, adscrito a la Delegación de Gijón, fue víctima el pasado fin de semana de continuados insultos racistas, que se extendieron también a sus asistentes, Sonia Güevea y Aser Fernández, durante el partido de Regional Preferente que enfrentó al Ribadedeva y al Nalón. Tarek Asnake ya había dirigido el pasado miércoles un amistoso entre la selección asturiana sub 18 y el Mosconia.

Ayer, en Los Pericones, el encuentro transcurrió con total normalidad y no se reflejó ningún tipo de incidente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos