Las trayectorias más dispares se cruzan en el Hermanos Antuña

Los jugadores del Sporting B Traver, Pablo e Isma Aizpiri, durante un entrenamiento en Mareo. /  A. GARCÍA
Los jugadores del Sporting B Traver, Pablo e Isma Aizpiri, durante un entrenamiento en Mareo. / A. GARCÍA

El Caudal, colista y urgido de puntos, recibe al líder, el Sporting B, que enlaza tres partidos a domicilio sin conocer la victoria

A. FERNÁNDEZ / D. BUSTO MIERES / GIJÓN.

El Hermanos Antuña será el escenario que sirva esta tarde (18.30 horas, TPA) como testigo de un duelo regional desigual y con trayectorias muy diferentes. El Caudal Deportivo, colista del Grupo II de Segunda División B, recibe la visita del Sporting B, líder sólido y equipo revelación del campeonato.

Los de Josu Uribe acumulan veinticuatro jornadas consecutivas sin ganar y, después de salir derrotados de su visita al Mirandés el pasado fin de semana, la permanencia en la categoría se les ha puesto aún más complicada. Ese nuevo tropiezo de los mierenses, unido al triunfo del Vitoria frente al Izarra, hace que el equipo caudalista se sitúe a trece puntos de la promoción y también a trece de la salvación cuando quedan ocho jornadas por delante. Pese a todo, los caudalistas no pierden la esperanza y buscarán obrar el milagro. Un objetivo que pasa por ganar cuanto antes.

Para esta cita, Uribe no podrá contar con los lesionados Alex Seger y Adrián Llano. El suizo ha vuelto a recaer de la rotura fibrilar que le ha mantenido apartado de los terrenos de juego el último mes, mientras que el asturiano, que se perderá lo que queda de temporada, pasó el miércoles por las manos del doctor Antonio Maestro para ser intervenido en el hombro de una rotura acromioclavicular de grado 3. A estas dos ausencias se une la de Catú, que deberá de cumplir su segundo ciclo de amonestaciones.

La buena noticia para los locales es que finalmente Rabanillo ha podido entrar en la convocatoria. El guardameta no pudo entrenarse con normalidad esta semana debido a una lesión en un dedo de su mano izquierda, del que ya parece estar recuperado.

Ante esta situación, el técnico blanquinegro se verá obligado a recomponer la línea defensiva. En este sentido Óscar Santiago volvería a la portería después de tres semanas de ausencia; mientras que Cristian, Calahorro, Alberto González y Pelayo conformarían la defensa; Borja Prieto retrasaría su posición habitual en el terreno de juego; David Polaco y Alberto Gómez ocuparían el centro del campo, con Niko y Jandrín, por la bandas; y con Javi Camochu como referencia en el ataque.

Todos ellos para contrarrestar las virtudes del Sporting B, equipo que, pase lo que pase esta tarde en el Hermanos Antuña, acabará la jornada en lo alto. El filial sportinguista tiene tres puntos de ventaja respecto al Mirandés y cuenta con la diferencia de goles a su favor. Sin embargo, no hay tiempo para la relajación. La Real B ganó ayer su encuentro, por lo que se situó segunda, con dos puntos menos que los rojiblancos.

Por tanto, el filial gijonés buscará un triunfo a domicilio. Algo que se le ha resistido en sus tres últimos encuentros lejos de Mareo, en los que solamente ha sumado un empate.

Los rojiblancos llegan al compromiso de hoy después de firmar en Mareo, ante el Burgos de Alejandro Menéndez, uno de los partidos más completos de la presente temporada. Un choque en el que comenzaron por detrás en el marcador, pero en el que supieron reponerse para darle la vuelta y quedarse con los tres puntos.

Para este encuentro, José Alberto recupera a Víctor Ruiz, Adri Montoro y Cristian Salvador, pero no podrá contar con Ramón, sancionado, ni con Nacho Méndez y Juan Rodríguez, convocados ayer con el primer equipo. El técnico sportinguista ha citado a veinte jugadores, por lo que deberá realizar dos descartes en los prolegómenos del duelo.

Un posible once rojiblanco puede ser el formado por Dani Martín, bajo palos; Adri Montoro, Víctor Ruiz, Carlos Cordero y Berto Espeso, en defensa; Cristian Salvador, por delante de la zaga; Mateo y Pedro en la sala de máquinas; Isma Cerro en el extremo derecho, Traver en el zurdo, y Claudio como punta de ataque.

Completan la citación para posibles variaciones en el once los guardametas Christian Joel y Javi Benítez; y los jugadores Isma Aizpiri, Pelayo Suárez, Cayarga, Sanabria, Pablo Fernández, Bertín y Ander Alday.

El de esta tarde en Mieres será el primero de los tres encuentros consecutivos que el filial deberá jugar ante equipos de la zona baja de la clasificación.

En el apartado de estadísticas, el balance es favorable para los caudalistas en los últimos ocho enfrentamientos en Segunda B disputados en Mieres, con un balance de tres triunfos locales, uno visitante y cuatro empates. La citada victoria gijonesa en esta categoría se produjo en la campaña 1999-2000.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos