La victoria del Huesca ante el Barça B aprieta la cabeza de la clasificación

El conjunto oscense remontó el tanto de penalti del filial y se pone a dos puntos del Sporting y el Rayo Vallecano

E. C. GIJÓN.

El Huesca puso ayer fin a una larga racha de ocho partidos seguidos sin conocer la victoria al ganar en El Alcoraz por 2-1 y con remontada incluida al Barcelona B merced a dos tantos de Gonzalo Melero y el argentino Chimy Ávila. Con este triunfo, el conjunto oscense aprieta la parte alta de la clasificación, ya que se coloca a solo dos puntos del Sporting y el Rayo Vallecano que comandan la clasificación.

Tras ganar a la Cultural Leonesa por 1-0 en la vigésima sexta jornada, el equipo oscense encadenó una sucesión de ocho partidos sin celebrar un triunfo, con cuatro derrotas y cuatro empates, lo que lo alejó del liderato de la competición. Una crisis que minimiza con un triunfo trabajado ante un conjunto filial que sigue con su caída libre y cada vez se complica más la permanencia en la categoría de plata.

El Barcelona se adelantó en el marcador con un gol de penalti de Carlos Aleñá en el minuto 57. Alexander González había derribado previamente a Íñigo Ruiz de Galarreta dentro del área. Pero solo tres más tarde el capitán Gonzalo Melero devolvió las tablas al choque tras rematar desde cerca un servicio con la cabeza de Ezequiel 'Chimy' Ávila, quien en el 64 puso por delante al cuadro de 'Rubí' con una jugada personal por la banda derecha tras un preciso servicio por encima de la zaga azulgrana de David Ferreiro. El Barcelona B lo intentó hasta el final pero no pudo y ni siquiera supo empatar un encuentro que se le había puesto de cara. El conjunto dirigido por Gerard no supo mantener el marcador ofreciendo una pobre imagen a lo largo del partido

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos