Victoria de prestigio del Caudal

Un futbolista del Caudal intenta rematar dentro del área ante la oposición de un rival. / FERNANDO DÍAZ

Los mieresenses sorprenden en Las Gaunas a uno de los favoritos para el ascenso

OPTA LOGROÑO.

Golpe de efecto del Caudal, que sorprendió con su victoria, por 1-2, en Las Gaunas ante uno de los favoritos del grupo que ha vivido su semana más negra con tres derrotas (Burgos, Formentera y Caudal). Premio para el bloque de Paco Fernández, que supo jugar ante un rival con poca brillantez, frágil de cabeza y poco consistente, sabiendo aprovechar su momento para llevarse los tres puntos a Mieres.

1 U. D. Logroñés

Miguel; Miguel Santos (Marcos André, min. 76), Caneda, Borja Gómez, Paredes; Muneta (Cifu, min. 84), Arnedo, Salvador, Ñoño; Espina (Rayco, min. 65) e Iván Aguilar.

2 Caudal

Rabanillo; Cristian, Catú, Calahorro, Inbernón; Thaylor (Richard, min. 68), Adrián Llano (Alberto, min. 67), Borja Prieto, Íker Alegre; Javi Sánchez y Camochu (Borja Navarro, min. 77).

Goles:
0-1: min. 17, Borja Prieto. 1-1: min. 36, Ñoño. 1-2: min. 74, Íker Alegre.
Árbitro:
Antonio Monter Solans (Colegio Aragonés). Amonestó a los locales Paredes , y a los visitantes Adrián Llano y Catú.
Incidencias:
2672 espectadores en Las Gaunas.

La U. D. Logroñés quería ritmo alto de juego. El Caudal, todo lo contrario. Fue la manera de contrarrestar a un oponente tocado tras su derrota copera ante el Formentera -iba ganando 0-2 en el minuto 82 y terminaron cediendo 4-3 en el tiempo extra-. Y en el primer minuto, Thaylor -abucheado por un sector de la grada en su regreso a Las Gaunas- pudo resquebrajar aún más la frágil moral de los riojanos, pero no estuvo fino en el remate final tras la peinada de Javi Camochu.

Dio igual, porque Borja Prieto se inventó un golazo tras recoger un balón dividido desde la frontal después de una falta lateral. Previamente, Salvador pudo desnivelar la contienda, pero Rabanillo se lució con todo a favor del centrocampista local. El gol afectó a un 'once' riojano excesivamente espeso, que no pisaba área rival y que veía como Borja Prieto casi se saca de la chistera otro golazo para enmarcar, tiro desde 30 metros que tocó Miguel para mandarla al larguero.

Si Rabanillo estuvo sublime evitando el gol de Salvador, en esta ocasión, permitió creer a los locales que empataban después de que el meta la pifiara tras un tiro de Ñoño desde la frontal. Comenzaba el segundo período con algo de empuje el cuadro local, un tiro de Espina y otro de Ñoño a los que respondió bien Rabanillo. Sin embargo, el cuero ya no era propiedad de un equipo, el Caudal se atrevía. Había riesgos porque la U. D. Logroñés agradecía los espacios para correr y que Ñoño estuviera más participativo. Fue como dejarse querer por parte de los locales que tuvieron opciones para voltear el marcador, como un tiro del propio Ñoño que provocó un córner.

Sin embargo, una mala circulación de los blanquirrojos fue castigada con el tanto de Íker Alegre después de encarar, amagar y buscarse el hueco para cruzar ante Miguel.

Lo intentó en el último cuarto de hora, la U. D. Logroñés con una defensa de tres, pero sólo generó sensación de peligro, nunca ocasiones. La más clara fue una ya en el tiempo añadido, un centrochut de Ñoño que acabó en el poste.

El Caudal recibirá el próximo domingo a la Real Sociedad B.

Fotos

Vídeos